Servicio Premium ENERO 2017


Descargar SERVICIO PREMIUM ENERO 2017 en PDF

 

En esta edición del servicio Premium vamos a incluir los últimos informes más relevantes elaborados por nuestro equipo de ASPAIN 11 Asesores financieros EAFI, que como siempre acompañaron a los hechos más relevantes de los últimos meses informando a nuestros clientes mediante amplios informes de mercados elaborados de forma independiente.

Nos encontramos posiblemente ante uno de los momentos bursátiles más complicados de las últimas décadas, con un inicio de año tan negativo que no encontramos uno peor desde 1932. A esto hay que sumarle la incertidumbre actual, con las políticas de tipos cero (Z.I.R.P.) y con la reserva federal confrontada internamente en lo que se refiere a cuando seguir elevando los tipos de interés.

Respecto a ello el consenso de mercado y después de una sorprendente subida de tipos en septiembre del año pasado, se ha estado especulando una adicional subida desde antes del verano, expectativas que quedaron totalmente disipadas tras el anuncio de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. En este sentido, la FED sigue con la lucha de devolver los tipos de interés a niveles normales o reducir su balance de nuevo a su tamaño previo a las medidas.

El 2 de noviembre, el Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen cumplió las expectativas con su decisión de mantener los tipos.

A pesar de esto, El órgano responsable de la política monetaria estadounidense destacó en su comunicado que el mercado laboral, que generó 156.000 nuevos empleos en septiembre, se ha “fortalecido”, así como el “repunte” de la actividad económica en relación con el ritmo moderado observado en primera mitad del año. Esto indica un aumento de las posibilidades de que la FED suba tipos el próximo mes.

Esta incertidumbre por parte de los bancos centrales resta volumen a las bolsas, optando algunos inversores por especular en el mercado de renta fija, muy ayudado con las últimas medidas anunciadas por el BCE, que empezaba a comprar deuda corporativa en el mes de junio. Este aspecto está dificultando la superación de resistencias importantes, por lo que en el corto plazo podríamos seguir en canales ligeramente bajistas.

Por otro lado, la incertidumbre en torno al mercado de materias primas. En este sentido, el petróleo registró nuevos máximos de varios meses esta semana, ante las esperanzas suscitadas en torno a que la reducción de los niveles de producción de petróleo anunciada por la Organización de Países Exportadores de Petróleo contribuirá a reducir la superabundancia global y respaldar los precios.

El acuerdo supondrá una reducción de la producción del cártel petróleo de 1,2 millones de barriles al día desde enero de 2017, en un intento de reducir la superabundancia masiva global que ha ejercido una gran presión a la baja sobre los precios desde mediados de 2014.

Así mismo, estamos especialmente atentos del sector bancario, especialmente el italiano después de la renuncia del Primer Ministro, Matteo Renzi, tras sufrir una fuerte derrota el domingo en un referéndum sobre una reforma constitucional, lo que abre una nueva situación de inestabilidad en Italia que afectará al resto de Europa. Esto tuvo especial consecuencias para el euro que retrocedió a mínimos de 20 meses contra el dólar.

A pesar de ello, y siendo inversores de largo plazo, consideramos que tanto los fundamentales como la ayuda de los bancos centrales aportará a los mercados un último recorrido alcista en el medio/largo plazo.

INFORMES DE MERCADOS

Un vistazo al 2016  (informe de 14.01.2017)

Desde la perspectiva de la asignación de activos podemos decir que 2016 ha sido un año fascinante, muy complejo, con varios cambios importantes de escenario y que como suele ser en estos casos, no ha dejado conformes a la mayoría de los inversores que, o no han tenido el acierto o no han tenido la capacidad de ser flexibles. Sin embargo, aquella minoría de inversores que haya sabido leer estos cambios de escenario sin duda podrían calificar de muy bueno el año que acabamos de dejar.

2016 ha sido también un año en el que la reacción de los mercados a los eventos políticos acontecidos, especialmente el Brexit y las elecciones en EE.UU., ha cuestionado el sentido común, y done buena parte de los gestores de activos han perdido terreno respecto a sus respectivos índices.

Pasemos a hacer un breve resumen de lo acontecido, en lo que vemos tres grandes fases, con comportamientos dispares de los activos financieros en cada una de ellas. Desde un punto de vista cronológico, empezamos 2016 con un escenario que podríamos llamar de recesión/deflación. Esta primera fase ya venía gestándose desde agosto de 2015 tras la depreciación de la divisa china y la súbita caída de las bolsas, pero los primeros días del año nos deparaban una fuerte caída de los activos de riesgo, muy especialmente las bolsas, el petróleo y los bonos high yield. La mayor probabilidad asignada al escenario de deflación, apoyaba por otro lado a los bonos de gobierno, que actuaban como activo refugio en pleno clímax del QE, y cotizando una gran parte de la curva de tipos de interés en euros con tipos negativos.

Sin embargo, en medio de este escenario, se empezó a gestar un nuevo panorama en el universo de materias primas. La fuerte caída acumulada por el precio del crudo desde mediados de 2014, cuando estaba en niveles cercanos a 100 dólares, terminó entre enero y febrero de 2016, cuando éste empezó a hacer suelo en la zona de 30-40 dólares. Esta estabilización del precio del crudo vino acompañada por una mejora cíclica de la economía china, auspiciada por una ronda de estímulo fiscal y monetario del gobierno chino. Casi sin darnos cuenta, veíamos cómo el resto del universo de materias primas también empezaba a cotizar alzas de precios y cómo los activos más vinculados a ellas se movían también al alza, los bonos y bolsas de mercados emergentes y los sectores de materiales e industriales.

Empezamos en marzo, por tanto, la segunda fase del año, caracterizada por un escenario de crecimiento global bajo/moderado, pero alejado de la recesión; una inflación baja pero lejos de la deflación, y una política monetaria ultra acomodaticia, con tipos de interés reales negativos en las principales economías. Como claro ejemplo pudimos ver un despliegue de medidas que fortalecieron el QE (ampliando la compra de activos) motivado por la lucha de no entrar en deflación.

En este contexto, cobraba protagonismo de nuevo la búsqueda de rentabilidad, ante la necesidad de invertir en activos con rentabilidad más positiva que la ofrecida por los bonos gubernamentales. En todo este período la bolsa de EE.UU. fue la que mejor se comportó dentro de los mercados desarrollados, gracias a su composición sectorial, a sus mejores condiciones macro y a la ausencia de riesgo político frente a la bolsa europea.

En paralelo, la subida del precio de las materias primas y un dólar más débil favorecían a las economías emergentes, las cuales como mencionábamos en un informe de abril, registraban el mejor mes desde 2009 presentando ganancias en 3 de cada 4 días de negociación, con un aumento del 13 por ciento en marzo, y situándose en un 4,2 por ciento ese año. Dicho rally del selectivo de acciones de países en desarrollo se reforzó después de que Janet Yellen, presidenta de la Fed, mostrase cautela en sus políticas con motivo de los riesgos para el crecimiento mundial. Además, el efecto base del precio del petróleo apuntaba hacia mayores cifras de inflación, un crecimiento nominal más alto, y por extensión, a una recuperación de los beneficios empresariales de la mano de empresas petroleras y de materiales. Antes de verano veíamos ya las primeras señales positivas de revisiones netas de beneficios. Los activos de mercados emergentes dejaron atrás su mal comportamiento relativo de los últimos años.

Y entonces llegó el Brexit. Tal y como preveíamos y exponíamos en nuestro informe de Mayo el escenario no cambió.

SP

Fuente: Elaboración propia. “Informe 13.05.2016”

La reacción de los mercados tras el no a la Unión Europea de los votantes del Reino Unido desafió al pensamiento convencional, que apostaba por una vuelta al escenario de deflación/recesión en caso de victoria del no. Sin embargo, el escenario subyacente era suficientemente fuerte como para no descarrilar por el resultado del referéndum.  Además, veíamos un primer avance de lo que luego pasaría en EE.UU.: cómo el hastío y descontento de una parte significativa de la población sesgaba el debate económico hacia menos política monetaria y más política fiscal. El caso es que tras unos días de fuerte inestabilidad, la votación en Reino Unido no alteró las tendencias antes comentadas de bonos estables, spread de crédito estrechando, bolsas ligeramente al alza y reflation trade en emergentes y materias primas.

Seguidamente nos encontramos con otro problema en la Unión Europea que volvía a generar cierta incertidumbre entre los inversores, y que a su vez agitaba el período de estabilidad. La banca italiana generaba grandes dudas sobre su viabilidad, y aún siguen sin resolverse del todo. En concreto el caso más preocupante es el de la entidad más antigua de Europa, Banca Monte dei Paschi di Siena, que a finales de años fracasaba en su intento de ampliación de capital entre inversores con el fin de cumplir las nuevos requerimientos de capital europeos. Tras esto fue suspendida de cotización a la espera de recibir una inyección pública muy criticada por la Unión Europea.

Cabe destacar también el principio de acuerdo de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Septiembre, por el cual se recortará la producción de crudo en el conjunto de sus catorce miembros, a los que se sumarían  países no miembros. Estaremos pendientes este año de si dicho acuerdo se cumple finalmente.

Así mismo, en el último trimestre del año el Banco Central del país nipón optó por mantener su promesa de aumentar su compra de bonos hasta un ritmo anual de 80 billones de yenes (780.000 millones de dólares). Con estas medidas, el país mostró el deseo de controlar la curva de rendimiento para reducir los efectos secundarios de la política de tipos de interés negativos.

Toda esta compra de deuda por parte de los bancos centrales tuvo una serie de consecuencias, especialmente favorables para los bonistas previos a las medidas. Los precios de los bonos aumentaron exponencialmente a la vez que se redujeron los intereses de las nuevas emisiones. En la mayoría de los casos, como fue en Europa y Japón, esto creó tasas de interés negativas en el corto plazo.

Y llegamos a la última fase del año para los mercados: la temática de la reflación. Algunos la vinculan con la victoria de Trump, pero en nuestra opinión es un escenario que ya venía dibujándose más claramente desde septiembre, cuando los inversores empezaron a vislumbrar que seguíamos teniendo sorpresas positivas en crecimiento, que el pico del QE estaba detrás y que por tanto el ciclo alcista plurianual para los bonos había llegado a su fin. Las elecciones en EE.UU. empujaron aún más en esta dirección, al poner encima de la mesa con mayor fuerza el paso de políticas monetarias hacia políticas fiscales expansivas. En los últimos tres meses los activos perdedores fueron precisamente los ganadores de la búsqueda de la rentabilidad y del TINA (bonos y activos sensibles a los bonos), mientras que los ganadores fueron los activos de riesgo en general, el dólar, el factor value en bolsa, representado especialmente por financieras, los breakevens de inflación y los aplanamientos de la curva en renta fija, y de nuevo las materias primas.

En ella además de las elecciones estadounidenses con la victoria de Donald Trump cabe destacar la descontada subida de tipos. Subieron tipos por segunda vez pasados doce meses, situándolos en el rango de 0.50-0.75%. La sorpresa estuvo en las proyecciones futuras de los miembros de la Reserva Federal, los cuales pronostican tres subidas más durante el año 2017, acabando el año alrededor del 1.4%, lo que supone un fuerte incremento desde el 1.1% que pronosticaron en su reunión de septiembre. Desde Apain11 consideramos que las decisiones tomadas por la FED están diseñadas para contrarrestar las esperadas políticas económicas y fiscales del nuevo presidente Donald Trump, que buscará mediante políticas “reflaccionistas” impulsar el crecimiento económico, pudiendo provocar un fuerte repunte de la inflación.

El optimismo respalda a los mercados  (informe de 13.01.2017)

La economía de la zona euro finalizó el 2016 con el mayor impulso de su economía en los últimos 5 años, reforzando así a la región, que se dirige a un año protagonizado por la incertidumbre política en medio de las negociaciones de la salida de Reino Unido de la Eurozona.

Como podemos observar en el siguiente gráfico, el Indicador PMI Compuesto de la Zona Euro, que mide la actividad de la economía privada de los países de la Unión Europea, escaló a máximos de 67 meses en diciembre hasta el nivel de los 54,4 puntos, por encima de las previsiones de los 53,9 puntos, poniendo así fin al mejor trimestre del año.

sp1

Concretamente, la industria manufacturera lideró la aceleración del crecimiento, con un aumento de la producción al ritmo más rápido desde abril de 2014, mientras que la actividad del sector servicios aumentó sólidamente en línea con lo esperado, con la tasa de aumento cerca del máximo de 11 meses en noviembre.

La expansión económica fue protagonizada por España, liderando el crecimiento de la Eurozona, alcanzando máximos de seis meses, seguido por Alemania con máximos  de cinco meses. El ritmo de crecimiento en Francia se aceleró alcanzando un nuevo récord de un año y medio, pero se mantuvo por debajo del promedio de la zona euro. Italia, sin embargo, fue la única en tener un crecimiento más lento, como podemos observar en los siguientes gráficos:

sp2

A pesar de la reciente expansión de la Eurozona, que la aleja de los rumores de una posible desaceleración de su economía, la institución presidida por Mario Draghi  considera que la inflación de la zona euro no alcanzará niveles cercanos a su objetivo del 2% hasta 2019, cuando prevé que se sitúe en el 1,7%, aunque, según las actas, la estimación podría ser revisada al alza en función de las medidas que aplique Trump una vez asuma su cargo como máximo mandatario de Estados Unidos el próximo 20 de enero.

En este sentido, la inflación se ha elevado sobre todo por el incremento en los precios de producción que alcanza niveles máximos de cinco años y medio en el último mes del año 2016. Esto surge principalmente ante el aumento de precios del petróleo, lo que finalmente provoca una reducción en el margen de beneficios de las empresas.

La subida considerable del 12,6% en el crudo Brent durante el mes de diciembre contrasta con los bajos niveles de precios del año pasado.  Se trata de la primera subida anual de los precios de la energía desde el 2012. En este sentido, como podemos observar en el siguiente gráfico, la inflación alemana alcanza su nivel máximo desde julio de 2013, al situarse en el 1,7% en diciembre.

Tras el anuncio el pasado mes de diciembre por parte del Consejo de Gobierno del BCE sobre la ampliación del programa de compra de bonos hasta finales del 2017, muchos dudaban de si éstas medidas de estímulo podrían asegurar un ajuste sostenido de la inflación en el medio plazo.

Gracias a los continuos signos de crecimiento económico, los datos pueden reforzar la posición del BCE mientras que muchos expertos esperan que el salto en la inflación sea una señal para acabar con la política monetaria expansiva.

Durante la última reunión de políticas en diciembre, la evaluación de Draghi sobre la perspectiva fue cautelosa, donde destacaba: “A pesar de que el riesgo de deflación haya desaparecido en gran parte, la incertidumbre prevalece”.

En el apartado de mercados, las bolsas cierran un año turbulento, donde debemos estar atentos a diversos factores que determinarán el comportamiento de este año. En Europa tendremos las elecciones en Países Bajos, Francia y Alemania, además de la previsible invocación por parte del Reino Unido del artículo 50 del Tratado de Roma en marzo. En EEUU debemos estar atentos a las medidas que tome Donald Trump en su llegada a la Presidencia, y el número de subidas de tipos de interés que realice la FED en este año 2017, aunque previsiblemente se prevé una o dos subidas como máximo.

Rebote de los bancos estadounidenses

Cabe resaltar de cara al 2017,  la evolución de los bancos de Estados Unidos en relación con las empresas de servicios públicos, que han registrado un desempeño significativamente bajo durante los últimos meses. Así mismo, un dólar estadounidense más fuerte y unos rendimientos de bonos más altos pueden actuar como una ventaja para la renta variable estadounidense de forma general.

iii

Asia conserva su atractivo, con China liderando el protagonismo.

La reaparición de China como motor de crecimiento mundial es uno de los elementos a considerar de cara al 2017. A pesar de que persistan las preocupaciones sobre la posición de capital de su economía, su política “one belt, one road” para expandir el comercio y la inversión, puede ser el nuevo Plan Marshall que el mundo necesita después de la crisis financiera global.

En Japón su principal índice, el Nikkei 225 se ha revalorizado un 18% en los últimos dos meses.

Así mismo, con India e Indonesia llevando a cabo un importante progreso en sus reformas, Asia ofrece en gran parte un buen balance de crecimiento e inversión.

Mercados emergentes

La incertidumbre que nos surge en los mercados asiáticos es la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, donde se han disparado tres principales preocupaciones para los mercados emergentes de renta variable: la amenaza de potenciales políticas comerciales proteccionistas, el aumento de los tipos de interés y la fortaleza del dólar estadounidense.

El sorprendente resultado se reflejó en los mercados de renta variable aunque se recuperaron con rapidez. Los flujos de mercados emergentes también se revertieron fuertemente, donde las salidas de flujos llegaron a los 7.000 millones de dólares en la semana siguiente a las elecciones, lo que equivale a un tercio de las entradas de capital en el año.

A pesar de ello, nuestra opinión se inclina a pensar que la reacción inicial del mercado está subestimando la diversidad de oportunidades que ofrecen los mercados emergentes, así como la sobreestimación de los inversores de que las promesas realizadas durante la campaña se conviertan en políticas reales.

En Aspain11 seguimos apostando por la gestión activa de carteras de inversión a medio y largo plazo, donde para perfiles más arriesgados diversificamos en mercados emergentes vía fondos de inversión, que aporten alfa y volatilidad controlada.

En nuestra opinión, la recuperación del crecimiento de los beneficios, una tendencia positiva en datos como los índices PMI y la tasa de empleo en ciertas regiones están apoyando al mercado. Esto, sumado a la subida de los precios de las materias primas, con la demanda y la oferta cada vez en mayor equilibrio, debería contribuir a una moderada mejoría de la inversión y confianza en los mercados.

En estos momentos vemos que la bolsa americana comienza a estar cara, donde su principal índice, el DJIA, no consigue superar los 20.000 puntos y el SP 500 los 2.300 puntos, donde estudiamos las entradas con cautela, centrándonos en sectores que tengan un mayor potencial, como el sector bancario. La bolsa europea cuenta con unos múltiplos mucho más bajos donde hay mejores oportunidades. En este sentido, apostamos de cara a este nuevo año 2017 por Europa, Asia y el sector bancario estadounidense.

Hucha de pensiones (informe de 01.01.2017)

En este informe trataremos de explicar de forma profunda el funcionamiento del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, su estado actual, las problemáticas que la han llevado a esta situación, y nuestras recomendaciones de cara al ahorro a largo plazo (jubilación).

¿Cómo funciona el Fondo de Reserva?

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, comúnmente conocido como “hucha de las pensiones”, es un fondo soberano de inversión creado por el Gobierno de España en el año 2000, cuyo objetivo es garantizar el sistema público de la Seguridad Social.

La Seguridad Social tiene el llamado Fondo de Reserva, el cuál es creado para guardar el superávit y poder hacer frente con él a futuras emergencias en materia de prestaciones contributivas. Por lo tanto, si en un momento dado los ingresos de la Seguridad Social no fuesen suficientes para satisfacer sus gastos, se accedería a coger dinero del Fondo de Reserva y así mantener el equilibrio financiero del sistema de pensiones.

Los ingresos van estipulados en forma de cotización sobre todos los trabajadores en España, tanto trabajadores por el Régimen General como trabajadores por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Ambos contienen un tipo mínimo y máximo de cotización, y en función de la “Categoría Profesional” en la que desarrolle su profesión tendrá una base mínima y máxima, siendo la máxima de 3.642,00 € para ambos regímenes.

Dicha cotización va a parar a la Seguridad Social y sirve para dar cobertura a jubilación/pensiones, sanidad, desempleo, incapacidad, invalidez, etc.

Como se comentaba anteriormente, en el caso de que el gasto sea superior al ingreso, se podrá acceder al Fondo de Reserva y coger parte del superávit generado.  Esta cantidad hasta 2012 sólo podía ser del 3% del gasto hecho en pensiones contributivas, pero posteriormente ese límite se suspendió y se podría disponer durante cinco ejercicios del dinero que se necesite.

Otro punto importante del que hay que ser conscientes es que el sistema público de pensiones está basado en un sistema de reparto, lo cual quiere decir que es una hucha pública de la que se obtiene prestación en caso de estar jubilado. Por lo tanto las prestaciones de los pensionistas se financian mediante las cotizaciones de los empleados en activo, y será sostenible siempre y cuando esté compensado el número de cotizantes y pensionistas.

Estado actual del Fondo de Reserva

Nos encontramos en un momento en el que la hucha de las pensiones está en boca de todos, un momento de confusión y de incertidumbre para muchos trabajadores y pensionistas en España que no saben cuánto van a cobrar, ni siquiera si van a recibir algún tipo de prestación tras su salida del mercado laboral.

Pero, ¿cuál es el estado actual del Fondo de Reserva de la Seguridad Social? ¿Cuáles son los problemas que lo llevan a éste punto de inestabilidad?

Lo cierto es que en 2011 llegamos a la cifra récord de 66.815 millones de Euros desde que se creara en el año 2000, llegando hasta los 15.020 millones de Euros el 19 de Diciembre de 2016, es decir, una disminución del 77,5 %. Además este año 2016 se han sacado del fondo de reserva 20.136 millones, la mayor cifra retirada desde su constitución, y un 50% superior al año 2015.

sFuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Tras conocerse ésta noticia, el Secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, afirmó que cuando se agote la hucha el déficit de las pensiones se financiará con deuda del Estado emitida por el Tesoro. Al mismo tiempo con el objetivo de reducir esas financiaciones mediante deuda del Estado, este año 2017 se incrementarán las cotizaciones mínimas y máximas. La mínima se incrementará un 8% hasta los 1.152,80 € y la máxima un 3% hasta los 3.751,26 €.

A continuación vamos a analizar algunos de los problemas que han podido llevar al descenso tan grande al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

  • Inversión de la pirámide poblacional:

Es uno de los puntos más importantes para sostener las pensiones, dado que si el gasto es superior al ingreso es imposible garantizar la eficacia del sistema. Por lo tanto para que sea sostenible y estable sería necesario que el ingreso llegase a cubrir como mínimo el gasto.

También hay que tener en cuenta que la prestación dada a un pensionista es superior a la cotización de un asalariado, así que se necesitan más asalariados que pensionistas.

En el siguiente gráfico se puede observar el cambio habido desde 1970 hasta ahora, y lo que se espera hasta 2050.

2Como se puede comprobar, en 1970 cada seis trabajadores mantenían a un pensionista, lo que generaba una situación cómoda y sostenible. Entre los años 1958 y 1977 se dieron un gran número de nacimientos en España, llegando a nacer casi catorce millones de niños. A ésta etapa de numerosos nacimientos se la denominó baby-boom y se podría decir que es la causante de la inversión de la pirámide poblacional, ya que seguidamente la natalidad descendió mucho generando una gran diferencia de población entre generaciones siguientes.

En el siguiente gráfico (2008) se puede ver como la generación baby-boom crece y se sitúan en rangos de edad entre 30 y 39 años. En ésta época tres trabajadores mantenían a un pensionista y la situación seguía siendo sostenible.

En 2025 se espera que los baby-boom lleguen a la edad de jubilación y sea más complicado mantener las pensiones, debido a que se estima que por cada cotizante habrá un pensionista.

  • Baja natalidad:

La baja natalidad en los últimos años genera una mayor incertidumbre a la sostenibilidad de las pensiones, ya que como hemos visto anteriormente es necesario tener más cotizantes para sostenerlas. En 2016 el número de hijos por familia en España se sitúa en 1,3, un tanto inferior al dato de 3 hijos por familia que se dio en la etapa del baby-boom.

3

  • Mayor esperanza de vida:

La mejora de las condiciones de vida ha hecho que cada vez más personas vivan durante más tiempo y aumente el número de personas mayores, lo que se traduce en una necesidad de mayor capital para mantener sus prestaciones. A simple vista no parece que esto sea viable para el Estado porque por el momento no hay superávit, y esto nos llevará a sucesivas subidas de edad para poder jubilarse.

Si la esperanza de vida al nacer en 1900 era de 35 años, en 2016 se sitúa en 82,7 años, siendo de 85,4 años en el caso de las mujeres  y de 79,9 años en el caso de hombres.

4

  • Tasa de desempleo:

A los problemas vistos anteriormente hay que sumarle la elevada tasa de desempleo que hemos vivido estos últimos años, aunque bien es cierto que se está reduciendo, lo cual es un gran síntoma.

El desempleo no es negativo únicamente porque conlleve a menos afiliados a la Seguridad Social (menos cotizaciones), sino que también incrementa el gasto en ayudas y reduce el importe acumulado en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

5Vehículos de ahorro

Nos encontramos en un mundo que experimenta un cambio constante en todos los sentidos, y en particular en el mundo financiero, donde sucede lo mismo. En la actualidad se mantienen y nacen diferentes vehículos de inversión que podrían usarse para ahorrar para la jubilación, pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿cuál es el producto ideal para mí para ahorrar para mi futuro?

En éste apartado nos centraremos en dar recomendaciones de ahorro para los distintos tipos de clases de personas, buscando maximizar las rentabilidades acorde a su perfil de riesgo y sus beneficios fiscales, y minimizando las tributaciones y comisiones.

Los vehículos de ahorro escogidos son los Planes de Pensiones y los Fondos de Inversión, los cuales comparten algunas características y se diferencian en muchas otras.

Planes de Pensiones

Probablemente son los productos más utilizados y los más conocidos por los españoles, pero quizás no los más aptos para cualquier tipo de ahorrador. En primer lugar se desglosarán las características principales de dichos vehículos de ahorro y, seguidamente se propondrán Planes de Pensiones escogidos minuciosamente para cada perfil de inversor, donde por último veremos en qué caso compensa tener un Plan de Pensiones.

Características

  • Productos diseñados exclusivamente para el objetivo de jubilación, pudiendo rescatar las aportaciones que tengan una antigüedad mínima de 10 años a contar desde el 1 de enero de 2015. Además, en casos especiales como desempleo de larga duración, invalidez total y permanente, fallecimiento o enfermedad grave, se podrá acceder al capital acumulado en el Plan de Pensiones.
  • Se puede obtener un ahorro fiscal debido a que son desgravables. Digamos que dichas aportaciones se pueden usar anualmente para reducir el IRPF que debemos pagar, y el límite será la menor de estas cantidades: 8.000 € o el 30% de los ingresos brutos del trabajo. Por otro lado, son productos que en el momento del rescate tributarán como Rendimientos del Trabajo por el total de los derechos consolidados, es decir, deberemos de pagar impuestos tanto por lo aportado como por lo beneficiado. En la mayoría de los casos no compensará la desgravación anual comparada con la tributación que sufrirá al ser rescatado.
  • Hay dos tipos de rescates posibles que hacen que varíe mucho la cantidad de tributación final. Por un lado está el Rescate Total una vez nos jubilemos, en el que habrá que tributar por el 100% de los derechos consolidados por tramos del IRPF, y por otro lado el Rescate en forma de Renta, que tendrá beneficios fiscales y se tributará en menor medida. Sería conveniente hacer un estudio de cada caso particular para saber cuál compensa más.

Recomendaciones

Las recomendaciones de Planes de Pensiones que sugerimos a continuación están basadas con total objetividad e independencia, y sobretodo hemos tenido en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo, entendiendo como riesgo una alta volatilidad.

RENTA FIJA: Diseñado para ahorradores poco arriesgados, los cuales buscan una inversión estable y sostenible en el tiempo, sin muchos sobresaltos en cuanto a subidas y bajadas del capital.

Plan Pensión Creciente PP:

Volatilidad 1,06% / Ratio de Sharpe 1,10 / Rentabilidad 2,04%

Renta 4 Renta Fija PP:

Volatilidad 1,69% / Ratio de Sharpe 1,40 / Rentabilidad 3,70%

A priori el Plan Pensión Creciente es menos arriesgado pero genera una menor rentabilidad, y el Renta 4 Renta Fija es un poco más arriesgado y lo compensa con una mayor rentabilidad.

6

RENTA MIXTA DEFENSIVA: Clientes con un perfil de riesgo equilibrado-conservador.

Caser Responsabilidad Plus PP:

Volatilidad 3,80% / Ratio de Sharpe 0,80 / Rentabilidad 3,92%

PlusPlan Mixto PP:

Volatilidad 3,43% / Ratio de Sharpe 1,06 / Rentabilidad 5,60%

Ambos Planes son muy buenos en cuanto a rentabilidad-riesgo y tienen muy buena proyección, pero podemos observar que el PlusPlan Mixto con un menor riesgo consigue mayores rentabilidades.

7

RENTA MIXTA EQUILIBRADA: perfil de riesgo equilibrado, en búsqueda de rentabilidades atractivas.

Fonditel PP:

Volatilidad 6,49% / Ratio de Sharpe 0,60 / Rentabilidad 5,97%

March Pensión 50-50:

Volatilidad 6,34% / Ratio de Sharpe 0,70 / Rentabilidad 5,96%

Planes muy similares en cuanto a rentabilidad y riesgo, pero con la diferencia de que el March Pensión 50-50 en los últimos dos años lleva un recorrido por encima del Fonditel, llegando a ser de los mejores Planes de Pensiones de su categoría.

8RENTA MIXTA AGRESIVA: Perfil equilibrado-agresivo diseñado para gente que busca posibilidades de rentabilidades altas y con una posibilidad alta de exposición a renta variable.

Fondomutua moderado PP:

Volatilidad 4,78% / Ratio de sharpe 0,56 / Rentabilidad 2,40%

PlusPlan Gestión PP:

Volatilidad 8,17% / Ratio de sharpe 0,68 / Rentabilidad 8,84%

9

RENTA VARIABLE: perfil agresivo con alta exposición, casi total, en renta variable. Búsqueda de rentabilidades altas sin importar las ocilaciones de mercado.

Aviva Espabolsa:

Volatilidad 12,49% / Ratio de sharpe 0,45 / Rentabilidad 9,07%

Mundiplan Audaz Global:

Volatilidad 11,90% / Ratio de sharpe 0,80 / Rentabilidad 12,38%

Santander Renta Variable USA:

Volatilidad 12,82% / Ratio de sharpe 1,17 / Rentabilidad 16,56%

Planes de Pensiones de distinta categoría dentro de la Renta Variable, escogiendo por regiones (España, USA y Global)

10

¿Cuándo escoger un Plan de Pensiones?

Como ejemplo para dejar lo más entendible posible lo que supone aportar a un plan de pensiones en lugar de otros vehículos de ahorro como los fondos de inversión, indicamos un ejemplo de ahorro a 15 y a 25 años, entre 20 mil y 70 mil euros, suponiendo que se aporta un 15% del salario bruto anual, y nunca más de lo que reduce la base de IRPF (8.000 euros).

Como se puede ver, empieza a ser beneficioso para personas con ingresos superiores a 50 mil euros siempre que la rentabilidad de los productos sea la misma, opción que no siempre es fácil de encontrar en planes de pensiones.

Esto es solo un supuesto, pero habría que analizar cada caso de forma personalizada, por lo que recomendamos el Asesoramiento Financiero totalmente INDEPENDIENTE para buscar el mayor beneficio para el cliente.

tabla planes pensiones fondos 2016

Fondos de Inversión

Los fondos de inversión son otra modalidad de vehículo de inversión, el cual contiene las siguientes diferencias con los Planes de Pensiones:

  • No se usan para un objetivo específico, sino que sirve como ahorro-inversión para poder llegar a cualquier objetivo que esté en el corto, medio y largo plazo. Por ello son productos totalmente rescatables en el momento que se necesiten.
  • No conllevan beneficios fiscales que hagan reducir nuestro IRPF, pero la forma de tributar es mediante Rendimientos del Capital Mobiliario. Esto quiere decir que únicamente tributaremos en el momento de rescate del Fondo y que sólo se tributará por las plusvalías obtenidas.
  • Posibilidad de realizar carteras de fondos de inversión mediante la agrupación de varios fondos. Esto permite realizar inversiones a la medida de cada cliente, ajustándose a su preferencia por el riesgo y por la zona geográfica en la que invertir.

Al existir actualmente una enorme cantidad de fondos de inversión que elegir, desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI recomendamos acudir a un asesor especializado en este tipo de productos para que una vez conocida su situación, pueda diseñarle un traje a medida acorde a su perfil de riesgo, maximizando la rentabilidad de sus productos de inversión.

 

La FED dispara Europa (informe de 16.12.2016)

 

Como se descontaba, la FED ha subido tipos por segunda vez pasados doce meses, situándolos desde ahora en el rango de 0.50-0.75%. La sorpresa ha estado en las proyecciones futuras de los miembros de la Reserva Federal, los cuales pronostican tres subidas más durante el próximo año, acabando el año 2017 alrededor del 1.4%, lo que supone un fuerte incremento desde el 1.1% que pronosticaron hace tan solo tres meses en su reunión de septiembre.

 

Los miembros de la FED han incrementado sus previsiones de inflación para este año y la sitúan en 1.5%, algo inferior al 1.7% en el que se encuentra en estos momentos. Sin embargo no hay variaciones de cara al próximo año, ya que estiman que quedará en el 1.9%, muy cerca del objetivo de largo plazo marcado tanto por la Reserva Federal como por el Banco Central Europeo (2%).

 

FED

*Fuente: Reserva Federal

 

El mercado ha estado todo el año bastante nervioso elevando y reduciendo la probabilidad de subida de tipos en cada reunión de la Reserva Federal, desvaneciéndose esta posibilidad pocos días antes de cada cita.

Esto ha provocado bastante volatilidad en la renta fija durante el año, viendo finalmente durante el último mes fuertes caídas en este tipo de activos con la previsión de que en esta ocasión no habría dudas en cuanto a la subida de las tasas de interés. Aunque debido a la fortaleza de los datos macroeconómicos ya era previsible que se produjese la subida, la sorprendente victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos el pasado día 8 de noviembre provocó que los analistas dieran por prácticamente asegurado que la FED elevaría las tasas.

Aunque Janet Yellen se ha negado a decirlo públicamente,  tanto la decisión de ayer como la previsión de subidas para 2017 son tomadas para contrarrestar las esperadas políticas económicas y fiscales del nuevo presidente Donald Trump, que buscará mediante políticas “reflaccionistas” impulsar el crecimiento económico, pudiendo provocar un fuerte repunte de la inflación.

Dichas políticas están basadas en gasto público y en bajadas de impuestos (sociedades e IRPF) fundamentalmente. El gasto en infraestructuras puede impulsar la actividad, pero dicho gasto se financia con recursos que se deben restar del consumo presente, por lo que el efecto final en la inflación podría ser reducido.

Además el paro está ya en niveles de casi pleno empleo por lo que algunas medidas indicadas por el nuevo presidente podrían no ser necesarias ni implementadas. En noviembre el desempleo cayó hasta el 4.6%, el nivel más bajo desde agosto de 2007, y prevén terminar el año 2016 con el paro en el 4.7% y el 2017 en el 4.5%.

Por otro lado la economía da síntomas de crecimiento y fortalecimiento, y en el tercer trimestre creció a un ritmo del 3.2%, aunque tras la publicación de ayer sobre las ventas minoristas algunos analistas expresan sus dudas sobre si este crecimiento podrá mantenerse los próximos meses. Como podemos ver en el siguiente gráfico, por el momento se mantiene la media trimestral de las ventas minoristas en el 0.4%.

Las previsiones de crecimiento del PIB se han aumentado tanto para este año como para el que viene, situándolas en un 1.9% y un 2.1% respectivamente.

FED 1

           *Fuente: Reserva Federal

MERCADOS

En cuanto a los mercados tanto de renta fija como de renta variable no tenemos la bola de cristal para adivinar su posible recorrido en el año 2017, en un entorno político con mucha incertidumbre y con unos mercados europeos que irán reduciendo sus medidas expansivas desde el próximo mes de marzo.

Nuestra expectativa, tras la última subida de tipos y las que se esperan para el año 2017 según la FED, es que mucho inversor salga de la renta fija produciéndose un trasvase de capital hacia la renta variable que goza por el momento de bastante optimismo inversor. Esto provocaría unos mercados de renta variable que continuarían su actual tendencia alcista, por lo que en conclusión somos optimistas en renta variable sobre todo europea.

Dado el perfil de Donald Trump, los sectores que se podrían ver más beneficiados serían los más cíclicos como el industrial y el financiero, aunque como se puede observar en el gráfico del sector bancario norteamericano los inversores ya pusieron en precio este movimiento:

    FED -       *Fuente: tradingview.com

La sorpresa de la FED de planear tres subidas de tipos durante el próximo año ha provocado que el Dólar se revalorizase alcanzando niveles frente al Euro no vistos desde 2003, y encaminándose sin más niveles de referencia hacia la paridad.

Este movimiento ha lanzado a los mercados de renta variable europeos en el día de hoy, destacando los sectores que se benefician más de un Euro débil como las exportadoras, además del sector financiero por las expectativas de que los tipos se elevaran más rápido de lo esperado.

FED 2-

                                                                                                                                                                   *Fuente: Investing.comFED.

El siguiente gráfico es del par EURO-DÓLAR:

FED 4

    *Fuente: tradingview.com

Además esta revalorización de la divisa norteamericana no se ha producido únicamente frente al Euro, sino que ha llegado a máximos de hace 14 años con respecto a las demás divisas principales.

Algo sorprendente es la diferencia del movimiento realizado en esta ocasión frente a la escasa revalorización que se produjo el año pasado en la primera subida de tipos post-crisis, lo que nos permite pensar que la confianza en los planes de la FED es bastante más fuerte en esta ocasión.

Primero queremos dejar claro que nunca debemos saltarnos el perfil de riesgo de los clientes, ya que el mercado puede reaccionar de forma irracional en el momento menos esperado. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, en el momento actual y en el corto/medio plazo no confiamos en ver una recuperación de los activos de renta fija, viéndose más afectados los de larga duración, y por ello confiando en este momento en plazos de deuda más cortos y en bonos ligados a la inflación.

Es un momento difícil para los clientes más conservadores, pero el objetivo debe estar marcado en el medio plazo, y manteniendo el perfil de riesgo se verán recompensadas las carteras en el binomio Rentabilidad/Riesgo.

 

EVOLUCIÓN DE PMIs

 

PMI Manufacturero

Los datos publicados de PMI Manufacturero durante los últimos meses han continuado mejorando con la excepción de Brasil e India, dejándose notar una fuerte recuperación en la Eurozona  y EEUU.

El descenso de la industria manufacturera brasileña se aceleró en diciembre, debido a que las nuevas órdenes y la producción cayeron a la mayor tasa en seis meses.

Asimismo, Reino Unido alcanzó máximos de 30 meses debido a que la mejora de la demanda interna y externa impulsó el crecimiento de la producción y los pedidos nuevos, y China máximos de 47 meses gracias a un crecimiento de las obras nuevas.

pmipmimPMI SERVICIOS

Los datos publicados de PMI Servicios durante el 2016 se encuentran por debajo del cierre de 2015 en la mayoría de los países del mundo. Destacar que la actividad del sector servicios del Reino Unido aumentó en diciembre, registrando máximos de 17 meses e impulsando el optimismo en torno al estado de la economía británica, pues el sector abarca aproximadamente el 80% del producto interior bruto.

Por otro lado,  la actividad del sector servicios de Estados Unidos ha descendido inesperadamente en diciembre, lastrando el optimismo en torno al estado de la economía estadounidense.

PMIIPMISMERCADOS

 

MERMER2

 

Resumen de Scorings publicados durante 2016

 

En esta edición del servicio Premium vamos a analizar las recomendaciones realizadas durante el pasado año 2016. Como se expone a continuación, al tratarse de análisis por datos fundamentales las compañías con una capitalización mayor son más fiables y han aguantado mejor la volatilidad sufrida durante todo el año en los mercados bursátiles.

Promedio de todas las recomendaciones 2016 7,97%

 

Si hubiésemos invertido en todas las compañías por igual habríamos obtenido una rentabilidad anual del 8%, destacando tanto positiva como negativamente las siguientes recomendaciones:

Mejores Recomendaciones % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
NVIDIA Corp. 238,50% 01/01/2016 56,3 B
Energy Transfer Equity, L.P. 180,13% 01/03/2016 19,7B
DCP Midstream Partners, LP 87,81% 01/03/2016 4,4 B
Boliden AB 64,66% 01/06/2016 68,9 B
ARM Holdings plc 63,62% 01/01/2016 19 B
Tecnicas Reunidas SA 63,03% 01/03/2016 2,2 B
Medicure Inc. 60,44% 01/10/2016 99,7 M
Enbridge Energy Partners, L.P. 56,33% 01/03/2016 9,1 B
ONEOK Partners, L.P. 52,29% 01/03/2016 13 B
Gazprom Neft PJSC 47,70% 01/03/2016 1085,5 B
Promedio 91,45% 127,8 B

 

Peores Recomendaciones % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
Impax Laboratories Inc. -45,78% 01/10/2016 916 M
Schaltbau Holding AG -38,35% 01/03/2016 203 M
Inovalon Holdings Inc. -36,08% 01/09/2016 1,6 B
easyJet plc -30,42% 01/06/2016 4,9 B
Palo Alto Networks Inc. -28,96% 01/01/2016 12,6 B
Bastei Lubbe AG -28,02% 01/03/2016 75 M
VASCO Data Security -25,69% 01/09/2016 597 M
Taylor Wimpey plc -22,54% 01/06/2016 5,6 B
ChipMOS Technologies -21,74% 01/09/2016 720 M
Insys Therapeutics Inc. -21,71% 01/10/2016 713 M
Promedio -29,93% 2,7 B

 

Si hubiésemos ponderado con un mayor peso de cartera los activos más sólidos y con una capitalización mayor, como se suele hacer en carteras de valores para la inversión en el medio/largo plazo, hubiésemos obtenido mejores resultados.

Sobre los 10 Billones de Market Cap. la media anual de estas recomendaciones ha superado el 15% de rentabilidad.

Promedio de todas las recomendaciones 2016 con capitalización superior a 10 Billones 16,06%

 

Entre las 10 mejores recomendaciones reduciríamos la media positiva en casi un 10%, pero evitaríamos una caída entre los peores activos de -16%.

Mejores Recomendaciones Market Cap. > 10 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
NVIDIA Corp. 238,50% 01/01/2016 56,3 B
Energy Transfer Equity, L.P. 180,13% 01/03/2016 19,7B
Boliden AB 64,66% 01/06/2016 68,9 B
ARM Holdings plc 63,62% 01/01/2016 19 B
ONEOK Partners, L.P. 52,29% 01/03/2016 13 B
Gazprom Neft PJSC 47,70% 01/03/2016 1085,5 B
Linear Technology Corporation 47,33% 01/01/2016 15 B
Federal Hydro-Generating 45,85% 01/06/2016 404,9 B
Deutsche Post AG 40,33% 01/03/2016 34,3 B
Rosneft 37,69% 01/03/2016 4212,8 B
Promedio 81,81% 592,9 B

 

Peores Recomendaciones Market Cap. > 10 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
Palo Alto Networks Inc. -28,96% 01/01/2016 12,6 B
CVS Health Corp. -18,20% 01/06/2016 88,3 B
IAG Group SA -16,56% 01/06/2016 10,2 B
ServiceNow Inc. -13,42% 01/01/2016 13,8 B
UCB S.A. -11,09% 01/10/2016 12,9 B
D.R. Horton Inc. -10,52% 01/06/2016 10,7 B
Nokia Oyj -8,73% 01/09/2016 26,3 B
Norwegian Cruise Line -8,44% 01/06/2016 10,4 B
China Construction Int Holdings -7,79% 15/11/2016 55 B
Shire PLC -7,17% 01/10/2016 42,2 B
Promedio -13,09% 28,2 B

 

Sobre los 5 Billones de Market Cap. la media anual de estas recomendaciones ha superado el 12% de rentabilidad.

 

Promedio de todas las recomendaciones 2016 con capitalización superior a 5 Billones 12,53%

 

Entre las 10 mejores recomendaciones reduciríamos la media positiva en casi un 8%, y evitaríamos una caída entre los peores activos de -12%.

Mejores Recomendaciones Market Cap. > 5 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
NVIDIA Corp. 238,50% 01/01/2016 56,3 B
Energy Transfer Equity, L.P. 180,13% 01/03/2016 19,7B
Boliden AB 64,66% 01/06/2016 68,9 B
ARM Holdings plc 63,62% 01/01/2016 19 B
Enbridge Energy Partners 56,33% 01/03/2016 9,1 B
ONEOK Partners, L.P. 52,29% 01/03/2016 13 B
Gazprom Neft PJSC 47,70% 01/03/2016 1085,5 B
Linear Technology Corporation 47,33% 01/01/2016 15 B
Federal Hydro-Generating 45,85% 01/06/2016 404,9 B
Western Gas Equity Partners 42,09% 01/03/2016 9,5 B
Promedio 83,85% 170,1 B

 

Peores Recomendaciones Market Cap. > 5 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
Palo Alto Networks Inc. -28,96% 01/01/2016 12,6 B
Taylor Wimpey plc -22,54% 01/06/2016 5,6 B
Shell Midstream Partners LP -19,00% 01/03/2016 5,3 B
CVS Health Corp. -18,20% 01/06/2016 88,3 B
IAG Group SA -16,56% 01/06/2016 10,2 B
PAX Global Technology Ltd -14,90% 01/09/2016 5,7 B
Recipharm AB -14,64% 01/10/2016 5,9 B
Nordic Semiconductor -13,93% 01/09/2016 6 B
ServiceNow Inc. -13,42% 01/01/2016 13,8 B
Digital China Holdings Ltd -13,04% 01/09/2016 8,4 B
Promedio -17,52% 16,2 B

 

 

 

Si bajamos hasta las compañías de más de 1 Billón de dólares de Market Cap. la media anual de estas recomendaciones ha sido del 10% de rentabilidad.

 

Promedio de todas las recomendaciones 2016 con capitalización superior a 1 Billón 9,95%

 

Entre las 10 mejores recomendaciones reduciríamos la media positiva en tan solo un 1%, y evitaríamos una caída entre los peores activos de -7%.

Mejores Recomendaciones Market Cap. > 1 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
NVIDIA Corp. 238,50% 01/01/2016 56,3 B
Energy Transfer Equity, L.P. 180,13% 01/03/2016 19,7B
DCP Midstream Partners, LP 87,81% 01/03/2016 4,4 B
Boliden AB 64,66% 01/06/2016 68,9 B
ARM Holdings plc 63,62% 01/01/2016 19 B
Tecnicas Reunidas SA 63,03% 01/03/2016 2,2 B
Enbridge Energy Partners, L.P. 56,33% 01/03/2016 9,1 B
ONEOK Partners, L.P. 52,29% 01/03/2016 13 B
Gazprom Neft PJSC 47,70% 01/03/2016 1085,5 B
Linear Technology Corporation 47,33% 01/01/2016 15 B
Promedio 90,14% 129,3 B

 

Peores Recomendaciones Market Cap. > 1 B % desde Recomendación Fecha Recomendación Market Cap.
Inovalon Holdings Inc. -36,08% 01/09/2016 1,6 B
easyJet plc -30,42% 01/06/2016 4,2 B
Palo Alto Networks Inc. -28,96% 01/01/2016 12,6 B
Taylor Wimpey plc -22,54% 01/06/2016 5,6 B
Skechers U.S.A. Inc. -21,67% 01/06/2016 4 B
Ingenico Group SA -21,41% 01/09/2016 4,9 B
Shell Midstr Partn -19,00% 01/03/2016 5,3 B
AMC Networks Inc. -18,86% 01/06/2016 4 B
CVS Health Corp. -18,20% 01/06/2016 88,3 B
IAG Group SA -16,56% 01/06/2016 10,2 B
Promedio -23,37% 14,1 B

PARRILLAS DE ACTIVOS SELECCIONADOS

 

ETF

FIPP

PARRILLAS DE ACTIVOS EN NUESTRO RADAR

 

FIIFII2ETF2ETF3PP2