Evolución global de los mercados en 2017


En el presente informe trataremos de dar una visión generalizada del avance de la economía mundial en la primera mitad del año 2017.

Con ello buscamos destacar los eventos que más impacto han tenido a lo largo del año en los distintos mercados financieros, y por supuesto, los índices y regiones que mejor avance están teniendo hasta la fecha.

Estados Unidos

Comenzamos hablando de Estados Unidos, donde por el momento su economía se encuentra en una fase de continuo crecimiento económico y en donde se aprecia una gran fortaleza del mercado laboral. Por otra parte observamos una reciente debilidad en la inflación que consideramos transitoria.

Sus previsiones de crecimiento se estabilizan en la útlima reunión mantenida por la Fed, situándose en el 2,1% en línea con lo esperado. Además mejora la previsión de la tasa de desempleo hasta el 4,3% frente al 4,5% previsto anteriormente, mientras que la inflación se estima en el 1,6% frente al 1,9% previsto tres meses antes.

Esta “salud económica” estadounidense ha llevado a su economía al segundo ajuste económico en el año, y el tercero en una década, alcanzando los tipos de interés el rango del 1% y 1,25%.

La primera subida de tipos tuvo lugar en marzo, la segunda en junio, y todavía se espera que haya una más en lo que queda de año. Estas subidas están destinadas a evitar un sobrecalentamiento de la economía y apaciguar el ritmo inflacionista de principios de año.

Si bien es cierto no todo han sido noticias positivas en la principal potencia mundial, ya que también ha sufrido tensiones políticas tanto internas como externas, y ha jugado un papel importante en la evolución del precio del petróleo.

En primer lugar Donald Trump ha experimentado serias dificultades a la hora de aprobar sus reformas internas, tanto en la parte presupuestaria como en su propuesta de reforma sanitaria del “Obamacare”.

Su reforma presupuestaria se ha centrado en dar un elevado peso al área de infraestructuras y al de defensa, mientras que en la reforma sanitaria, tras un primer intento fallido, parece verse la luz al final del túnel y se encuentran en votaciones que finalizarán en las próximas semanas.

En el ámbito internacional, el presidente estadounidense ha tenido varios desencuentras con líderes de otros países, que han generado cierta incertidumbre en los mercados. Los problemas comenzaron con México en materia de comercio exterior, continuaron con Corea del Norte tratando de demostrar su fortaleza bélica, y terminaron con Rusia tras las investigaciones del FBI que han revuelto el clima político interno, donde Donald Trump se encuentra bajo investigaciones por posible obstrucción a la justicia.

Por último destacamos los aumentos continuos en las reservas de petróleo de EEUU, las cuáles están generando fluctuaciones considerables en los precios de ésta materia prima, empañando de esta forma los acuerdos pactados por los países miembros de la OPEP.

Europa

Destacamos la fortaleza del mercado europeo durante el año, en el cuál estamos viendo fuertes previsiones de crecimiento del PIB de las principales economías, donde el BCE aumentó sus previsiones de crecimiento un 0,1% para 2017, 2018 y 2019 hasta el 1,9%, 1,8% y 1,7%, respectivamente, y a su vez manteniendo una inflación controlada en torno al 2%.

Además el presidente del BCE anunció la reducción en los estímulos de compra de deuda hasta el nivel de 60.000 millones mensuales hasta que se observe un ajuste sostenido de la senda de inflación que sea compatible con su objetivo.

En el ámbito político se ha generado una alta incertidumbre durante todo el semestre, derivado del ascenso de la corriente ultraderechista en Holanda y Francia, siendo éste último el que más inquietaba al mercado. Finalmente este movimiento no salió vencedor en ambos países y los principales mercados e inversores acogieron dichos resultados con tono positivo.

A esto le sumamos los procesos de ejecución y negociaciones del Brexit, donde Theresa May convocó elecciones con la intención de conseguir la mayoría absoluta, y así facilitar la viabilidad de sus planes para la salida de la Unión Europa. Su partido no logró su propósito y ahora tendrá que llegar a acuerdos para sacar adelante sus propuestas.

Como hemos mencionado anteriormente, la OPEP llegó a un acuerdo para reducir la producción de petróleo con el objetivo de estabilizar los precios de dicha materia prima. Este acuerdo se realizó por seis meses, los cuales se han vuelto a prorrogar dada su alta eficacia. Además varios países no miembros de la OPEP se mostraron conformes y dispuestos a colaborar.

Asia

En los mercados asiáticos destacamos la evolución positiva de China, y más en concreto del crecimiento de los beneficios de las industrias del país, alcanzando un 22,7% en lo que va de año, con una estructura mejorada y la subida de la rentabilidad en muchas compañías.

Uno de los mercados financieros que más se ha rentabilizado en lo que va de año es el de Corea del Sur, donde la economía de éste país ha sufrido un crecimiento de su PIB del 2,9%, gracias sobre todo a las exportaciones y al sector inmobiliario y tecnológico.

Esto ha desembocado en que su índice de referencia, el Kospi 200, haya sufrido un incremento del 19,94%, siendo el índice que más se ha revalorizado a lo largo del año de todos los estudiados en éste informe.

 

 

Análisis de los principales mercados financieros

En cuanto al comportamiento de los mercados financieros, el año 2017 mantiene en verde la mayoría de índices, con un destacado repunte del crecimiento en los parqués europeos. En los siguientes cuadros se muestra la rentabilidad en el año (YTD) de los principales índices de cada región.

 

De todos los índices, cabe destacar el buen desempeño del selectivo coreano, liderado por sus empresas tecnológicas, al igual que el Nasdaq. Esta característica refleja el gran crecimiento que ha sufrido el sector tecnológico desde inicios de año, aunque actualmente se aprecian signos de desaceleración, haciendo que los flujos inversores se desplacen hacia empresas del sector suministros. El cuadro inferior muestra las cinco mejores acciones del Kospi y del Nasdaq, así como sus cinco peores.

 

Estudiando el comportamiento de los índices del viejo continente, el Ibex 35 español, el DAX alemán y el FTSE MIB italiano despuntan por encima del resto y se sitúan entre los mejores índices mundiales en lo que va de año. El Ibex 35, aunque lastrado por el sector de materiales básicos, consigue en el año un 14,8%, atravesando un inicio de año bastante plano durante los dos primeros meses y logrando una recuperación notable en el mes de Marzo. En el índice alemán destacan las empresas eléctricas RWE y E.ON, viéndose rezagadas en este 2017 compañías que lograron buen desempeño a finales de 2016 como BMW o Daimler, ambas dedicadas al sector automovilístico. Por otro lado, tras la dimisión del líder italiano Renzi, las sombras de la incertidumbre se cernían sobre el futuro de Italia y la debilidad de su sistema bancario amenazaba con ralentizar el avance del FTSE MIB en este 2017. Es por ello que resulta sorprendente el buen recorrido del índice en el año. El siguiente cuadro se muestran las mejores y peores cinco acciones de cada selectivo.

 

Para analizar la forma y el ritmo con el que estos cinco índices han evolucionado a lo largo del año, hemos elaborado una gráfica comparativa aglutinando todos ellos con su cotización en base 100.

 

En el comienzo de año, el Nasdaq se situó claramente como líder mientras que en Europa se apreciaba cierta lateralidad e incluso desarrollo negativo en el FTSE MIB hasta mediados de Febrero. El inicio del segundo trimestre resultó más que positivo para el Ibex 35, llegándose a colocar a la par del Nasdaq y Kospi, superándolos a inicios de Abril. A mediados de este mes, se vivió un ligero recorte debido principalmente a tensiones geopolíticas con un aumento de la volatilidad de mercados. Tras este retroceso de los índices, en pocas semanas recuperaron la senda alcista volviendo a reflejar la fortaleza y bienestar económico presente, con el FTSE MIB recuperando posiciones, llegándose a posicionar momentáneamente por encima del DAX. En el último mes y medio, hemos vivido una ralentización previa a los meses de verano, sin grandes eventos en el horizonte que puedan alterar la situación de los mercados.

Para la segunda mitad del año, esperamos un leve recorte, principalmente en los sectores que más recorrido han tenido a lo largo del 2017 como son las tecnológicas. Consideramos que las posibles inestabilidades futuras vendrán derivadas de tensiones geopolíticas o decisiones macroeconómicas que afecten a la economía en un marco global. Por lo demás nos atrevemos a calificar el 2017 como un año muy positivo, donde se continuará con la senda alcista predominante en todos los índices.