Hucha de las pensiones: Guía para afrontar la jubilación


 

En este informe trataremos de explicar de forma profunda el funcionamiento del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, su estado actual, las problemáticas que la han llevado a esta situación, y nuestras recomendaciones de cara al ahorro a largo plazo (jubilación).

¿Cómo funciona el Fondo de Reserva?

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, comúnmente conocido como “hucha de las pensiones”, es un fondo soberano de inversión creado por el Gobierno de España en el año 2000, cuyo objetivo es garantizar el sistema público de la Seguridad Social.

La Seguridad Social tiene el llamado Fondo de Reserva, el cuál es creado para guardar el superávit y poder hacer frente con él a futuras emergencias en materia de prestaciones contributivas. Por lo tanto, si en un momento dado los ingresos de la Seguridad Social no fuesen suficientes para satisfacer sus gastos, se accedería a coger dinero del Fondo de Reserva y así mantener el equilibrio financiero del sistema de pensiones.

Los ingresos van estipulados en forma de cotización sobre todos los trabajadores en España, tanto trabajadores por el Régimen General como trabajadores por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Ambos contienen un tipo mínimo y máximo de cotización, y en función de la “Categoría Profesional” en la que desarrolle su profesión tendrá una base mínima y máxima, siendo la máxima de 3.642,00 € para ambos regímenes.

Dicha cotización va a parar a la Seguridad Social y sirve para dar cobertura a jubilación/pensiones, sanidad, desempleo, incapacidad, invalidez, etc.

Como se comentaba anteriormente, en el caso de que el gasto sea superior al ingreso, se podrá acceder al Fondo de Reserva y coger parte del superávit generado.  Esta cantidad hasta 2012 sólo podía ser del 3% del gasto hecho en pensiones contributivas, pero posteriormente ese límite se suspendió y se podría disponer durante cinco ejercicios del dinero que se necesite.

Otro punto importante del que hay que ser conscientes es que el sistema público de pensiones está basado en un sistema de reparto, lo cual quiere decir que es una hucha pública de la que se obtiene prestación en caso de estar jubilado. Por lo tanto las prestaciones de los pensionistas se financian mediante las cotizaciones de los empleados en activo, y será sostenible siempre y cuando esté compensado el número de cotizantes y pensionistas.

Estado actual del Fondo de Reserva

Nos encontramos en un momento en el que la hucha de las pensiones está en boca de todos, un momento de confusión y de incertidumbre para muchos trabajadores y pensionistas en España que no saben cuánto van a cobrar, ni siquiera si van a recibir algún tipo de prestación tras su salida del mercado laboral.

Pero, ¿cuál es el estado actual del Fondo de Reserva de la Seguridad Social? ¿Cuáles son los problemas que lo llevan a éste punto de inestabilidad?

Lo cierto es que en 2011 llegamos a la cifra récord de 66.815 millones de Euros desde que se creara en el año 2000, llegando hasta los 15.020 millones de Euros el 19 de Diciembre de 2016, es decir, una disminución del 77,5 %. Además este año 2016 se han sacado del fondo de reserva 20.136 millones, la mayor cifra retirada desde su constitución, y un 50% superior al año 2015.

1

Tras conocerse ésta noticia, el Secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, afirmó que cuando se agote la hucha el déficit de las pensiones se financiará con deuda del Estado emitida por el Tesoro. Al mismo tiempo con el objetivo de reducir esas financiaciones mediante deuda del Estado, este año 2017 se incrementarán las cotizaciones mínimas y máximas. La mínima se incrementará un 8% hasta los 1.152,80 € y la máxima un 3% hasta los 3.751,26 €.

A continuación vamos a analizar algunos de los problemas que han podido llevar al descenso tan grande al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

  • Inversión de la pirámide poblacional:

Es uno de los puntos más importantes para sostener las pensiones, dado que si el gasto es superior al ingreso es imposible garantizar la eficacia del sistema. Por lo tanto para que sea sostenible y estable sería necesario que el ingreso llegase a cubrir como mínimo el gasto.

 

También hay que tener en cuenta que la prestación dada a un pensionista es superior a la cotización de un asalariado, así que se necesitan más asalariados que pensionistas.

 

En el siguiente gráfico se puede observar el cambio habido desde 1970 hasta ahora, y lo que se espera hasta 2050.

2

Como se puede comprobar, en 1970 cada seis trabajadores mantenían a un pensionista, lo que generaba una situación cómoda y sostenible. Entre los años 1958 y 1977 se dieron un gran número de nacimientos en España, llegando a nacer casi catorce millones de niños. A ésta etapa de numerosos nacimientos se la denominó baby-boom y se podría decir que es la causante de la inversión de la pirámide poblacional, ya que seguidamente la natalidad descendió mucho generando una gran diferencia de población entre generaciones siguientes.

En el siguiente gráfico (2008) se puede ver como la generación baby-boom crece y se sitúan en rangos de edad entre 30 y 39 años. En ésta época tres trabajadores mantenían a un pensionista y la situación seguía siendo sostenible.

En 2025 se espera que los baby-boom lleguen a la edad de jubilación y sea más complicado mantener las pensiones, debido a que se estima que por cada cotizante habrá un pensionista.

  • Baja natalidad:

La baja natalidad en los últimos años genera una mayor incertidumbre a la sostenibilidad de las pensiones, ya que como hemos visto anteriormente es necesario tener más cotizantes para sostenerlas. En 2016 el número de hijos por familia en España se sitúa en 1,3, un tanto inferior al dato de 3 hijos por familia que se dio en la etapa del baby-boom.

3

  • Mayor esperanza de vida:

La mejora de las condiciones de vida ha hecho que cada vez más personas vivan durante más tiempo y aumente el número de personas mayores, lo que se traduce en una necesidad de mayor capital para mantener sus prestaciones. A simple vista no parece que esto sea viable para el Estado porque por el momento no hay superávit, y esto nos llevará a sucesivas subidas de edad para poder jubilarse.

 

Si la esperanza de vida al nacer en 1900 era de 35 años, en 2016 se sitúa en 82,7 años, siendo de 85,4 años en el caso de las mujeres  y de 79,9 años en el caso de hombres.

4

  • Tasa de desempleo:

A los problemas vistos anteriormente hay que sumarle la elevada tasa de desempleo que hemos vivido estos últimos años, aunque bien es cierto que se está reduciendo, lo cual es un gran síntoma.

El desempleo no es negativo únicamente porque conlleve a menos afiliados a la Seguridad Social (menos cotizaciones), sino que también incrementa el gasto en ayudas y reduce el importe acumulado en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

5

Vehículos de ahorro

Nos encontramos en un mundo que experimenta un cambio constante en todos los sentidos, y en particular en el mundo financiero, donde sucede lo mismo. En la actualidad se mantienen y nacen diferentes vehículos de inversión que podrían usarse para ahorrar para la jubilación, pero la pregunta que todos nos hacemos es: ¿cuál es el producto ideal para mí para ahorrar para mi futuro?

En éste apartado nos centraremos en dar recomendaciones de ahorro para los distintos tipos de clases de personas, buscando maximizar las rentabilidades acorde a su perfil de riesgo y sus beneficios fiscales, y minimizando las tributaciones y comisiones.

Los vehículos de ahorro escogidos son los Planes de Pensiones y los Fondos de Inversión, los cuales comparten algunas características y se diferencian en muchas otras.

Planes de Pensiones

Probablemente son los productos más utilizados y los más conocidos por los españoles, pero quizás no los más aptos para cualquier tipo de ahorrador. En primer lugar se desglosarán las características principales de dichos vehículos de ahorro y, seguidamente se propondrán Planes de Pensiones escogidos minuciosamente para cada perfil de inversor, donde por último veremos en qué caso compensa tener un Plan de Pensiones.

 

Características

 

  • Productos diseñados exclusivamente para el objetivo de jubilación, pudiendo rescatar las aportaciones que tengan una antigüedad mínima de 10 años a contar desde el 1 de enero de 2015. Además, en casos especiales como desempleo de larga duración, invalidez total y permanente, fallecimiento o enfermedad grave, se podrá acceder al capital acumulado en el Plan de Pensiones.

 

  • Se puede obtener un ahorro fiscal debido a que son desgravables. Digamos que dichas aportaciones se pueden usar anualmente para reducir el IRPF que debemos pagar, y el límite será la menor de estas cantidades: 8.000 € o el 30% de los ingresos brutos del trabajo. Por otro lado, son productos que en el momento del rescate tributarán como Rendimientos del Trabajo por el total de los derechos consolidados, es decir, deberemos de pagar impuestos tanto por lo aportado como por lo beneficiado. En la mayoría de los casos no compensará la desgravación anual comparada con la tributación que sufrirá al ser rescatado.

 

  • Hay dos tipos de rescates posibles que hacen que varíe mucho la cantidad de tributación final. Por un lado está el Rescate Total una vez nos jubilemos, en el que habrá que tributar por el 100% de los derechos consolidados por tramos del IRPF, y por otro lado el Rescate en forma de Renta, que tendrá beneficios fiscales y se tributará en menor medida. Sería conveniente hacer un estudio de cada caso particular para saber cuál compensa más.

 

Recomendaciones 

Las recomendaciones de Planes de Pensiones que sugerimos a continuación están basadas con total objetividad e independencia, y sobretodo hemos tenido en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo, entendiendo como riesgo una alta volatilidad.

RENTA FIJA: Diseñado para ahorradores poco arriesgados, los cuales buscan una inversión estable y sostenible en el tiempo, sin muchos sobresaltos en cuanto a subidas y bajadas del capital.

 

Plan Pensión Creciente PP:  

Volatilidad 1,06% / Ratio de Sharpe 1,10 / Rentabilidad 2,04%

Renta 4 Renta Fija PP: 

Volatilidad 1,69% / Ratio de Sharpe 1,40 / Rentabilidad 3,70%

 

A priori el Plan Pensión Creciente es menos arriesgado pero genera una menor rentabilidad, y el Renta 4 Renta Fija es un poco más arriesgado y lo compensa con una mayor rentabilidad.

6

 

RENTA MIXTA DEFENSIVA: Clientes con un perfil de riesgo equilibrado-conservador.

 

Caser Responsabilidad Plus PP

Volatilidad 3,80% / Ratio de Sharpe 0,80 / Rentabilidad 3,92%

PlusPlan Mixto PP:

Volatilidad 3,43% / Ratio de Sharpe 1,06 / Rentabilidad 5,60%

 

Ambos Planes son muy buenos en cuanto a rentabilidad-riesgo y tienen muy buena proyección, pero podemos observar que el PlusPlan Mixto con un menor riesgo consigue mayores rentabilidades.

7

 

RENTA MIXTA EQUILIBRADA: perfil de riesgo equilibrado, en búsqueda de rentabilidades atractivas.

 

Fonditel PP

Volatilidad 6,49% / Ratio de Sharpe 0,60 / Rentabilidad 5,97%

March Pensión 50-50:

Volatilidad 6,34% / Ratio de Sharpe 0,70 / Rentabilidad 5,96%

Planes muy similares en cuanto a rentabilidad y riesgo, pero con la diferencia de que el March Pensión 50-50 en los últimos dos años lleva un recorrido por encima del Fonditel, llegando a ser de los mejores Planes de Pensiones de su categoría.

8

RENTA MIXTA AGRESIVA: Perfil equilibrado-agresivo diseñado para gente que busca posibilidades de rentabilidades altas y con una posibilidad alta de exposición a renta variable.

 

Fondomutua moderado PP:

Volatilidad 4,78% / Ratio de sharpe 0,56 / Rentabilidad 2,40%

PlusPlan Gestión PP:

Volatilidad 8,17% / Ratio de sharpe 0,68 / Rentabilidad 8,84%

9

 

RENTA VARIABLE: perfil agresivo con alta exposición, casi total, en renta variable. Búsqueda de rentabilidades altas sin importar las ocilaciones de mercado.

 

Aviva Espabolsa:

Volatilidad 12,49% / Ratio de sharpe 0,45 / Rentabilidad 9,07%

Mundiplan Audaz Global:

Volatilidad 11,90% / Ratio de sharpe 0,80 / Rentabilidad 12,38%

Santander Renta Variable USA:

Volatilidad 12,82% / Ratio de sharpe 1,17 / Rentabilidad 16,56%

 

Planes de Pensiones de distinta categoría dentro de la Renta Variable, escogiendo por regiones (España, USA y Global)

10

 

¿Cuándo escoger un Plan de Pensiones?

Como ejemplo para dejar lo más entendible posible lo que supone aportar a un plan de pensiones en lugar de otros vehículos de ahorro como los fondos de inversión, indicamos un ejemplo de ahorro a 15 y a 25 años, entre 20 mil y 70 mil euros, suponiendo que se aporta un 15% del salario bruto anual, y nunca más de lo que reduce la base de IRPF (8.000 euros).

Como se puede ver, empieza a ser beneficioso para personas con ingresos superiores a 50 mil euros siempre que la rentabilidad de los productos sea la misma, opción que no siempre es fácil de encontrar en planes de pensiones.

Esto es solo un supuesto, pero habría que analizar cada caso de forma personalizada, por lo que recomendamos el Asesoramiento Financiero totalmente INDEPENDIENTE para buscar el mayor beneficio para el cliente.

tabla planes pensiones fondos 2016

Fondos de Inversión

 

Los fondos de inversión son otra modalidad de vehículo de inversión, el cuál contiene las siguientes diferencias con los Planes de Pensiones:

 

  • No se usan para un objetivo específico, sino que sirve como ahorro-inversión para poder llegar a cualquier objetivo que esté en el corto, medio y largo plazo. Por ello son productos totalmente rescatables en el momento que se necesiten.
  • No conllevan beneficios fiscales que hagan reducir nuestro IRPF, pero la forma de tributar es mediante Rendimientos del Capital Mobiliario. Esto quiere decir que únicamente tributaremos en el momento de rescate del Fondo y que sólo se tributará por las plusvalías obtenidas.
  • Posibilidad de realizar carteras de fondos de inversión mediante la agrupación de varios fondos. Esto permite realizar inversiones a la medida de cada cliente, ajustándose a su preferencia por el riesgo y por la zona geográfica en la que invertir.

Al existir actualmente una enorme cantidad de fondos de inversión que elegir, desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI recomendamos acudir a un asesor especializado en este tipo de productos para que una vez conocida su situación, pueda diseñarle un traje a medida acorde a su perfil de riesgo, maximizando la rentabilidad de sus productos de inversión.

 

Firma