Índices y Divisas: ¿hacia dónde nos dirigimos?


Índices

Creemos necesario realizar un análisis de los principales índices para ver cómo se mueven los mercados en este inicio de año, y los posibles movimientos que puedan tener. Para ello utilizaremos la herramienta de TradingView.

 

 

IBEX35

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

Para establecer el seguimiento del Ibex, nos adentraremos en un gráfico que parte de 2017, y en el marcamos las tendencias principales, con sus correspondientes correcciones, además de dar una explicación de lo que ha sucedido.

Todo comienza en 2017, el índice se entabla dentro de un rango lateral, provocando la formación de un rectángulo. Esto fue provocado por los resultado no esperados, los cuales no provocaron que los inversores adquirieran ese optimismo alcista para poder romper la figura, y de ahí las correcciones en el valor entre un 1,5% y un 3%.

Tras un mes de poco movimiento, el 2 de Febrero el Ibex comienza a dar forma a una pendiente lo bastante vertiginosa como para aguantarla hasta Mayo, donde tras tocar en máximos 11.188 puntos rebota  a la baja.  Este periodo alcista de tres meses aproximadamente, fue el resultado obtenido por la buena gestión del país, donde los datos macro dieron el apoyo necesario para consolidar la subida. El PIB llego a superar las estimaciones, al igual que el PMI manufacturero y la variación de  desempleo.

El Ibex en un punto álgido que no tocaba desde el 2015, la fuerza vendedora actuó con mayor poder, lo cual produjo una bajada lenta y suave, condicionada en parte por buenos resultados corporativos, de ahí los repuntes alcista, a la vez que los datos macro forzando figuras laterales.

No paro de caer hasta mitad de Noviembre, llegando a tocar la soporte histórico de los 9.885 puntos, con una caída total del 11%. En esta bajada el valor da lugar a la formación de triángulos descendentes, lo cual es indicativo de continuación de la tendencia. Además en estas fechas ya se trasladaba el miedo político del país a los mercados, marcando unas grandes brechas en la cotización.

Cabe destacar que el IBEX se encuentra delimitado a priori entre dos rangos, uno marcado por un soporte en 10.282 puntos y 10.574 puntos. Si es verdad que las incertidumbres procedentes de algunos sectores como el energético y el tema político de Cataluña, hacen que el índice retroceda. Así, el selectivo español se ha dejado un 1,21% hasta los 10.446 puntos, aunque no cabe destacar que las buenas perspectivas empresariales y macro como el aumento del PIB contando con el retroceso provocado de Cataluña hace esperar que el índice recobre su brillo y vuelva a crecer.

Indicadores

Para un buen análisis es adecuado, no sólo fijarnos en las tendencias sino también en la información que nos trasladan alguno de los principales indicadores, como son en este caso el MACD y el RSI.

El MACD  trata de buscar posible divergencias en el activo, además de marcar mediante el cruce de medias móviles una posible señal de compra o venta. Al fijarnos en el grafico podremos observar una gran divergencia bajista. El valor se posicionaba en un movimiento lateral, mientras que el indicador reflejaba una bajada importante, lo cual nos indica que el valor ya a proyectar una bajada en la cotización. Actualmente las medias móviles del indicador MACD continúan con su tendencia bajista sin perspectiva de cambio.

En cuanto al RSI, el valor se posiciona en los 26,26 puntos. Se encuentra por debajo de la barrera de los 30 que indica que el valor se encuentra infravalorado, además la tendencia del indicador aparenta un posible cambio alcista, lo cual nos puede indicar una señal de compra.

 

 

DAX30

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

El DAX  presenta una historia bastante distinta a la presentada anteriormente en el IBEX. Si es verdad que el índice alemán es por excelencia la joya de la corona europea, el cual es escogido como benchmark ante otros índices europeos que no triunfan de tal manera.

En los comienzos de 2017 la cotización del índice abrió paso a lo que sería un crecimiento histórico en el valor. Construyo un canal alcista, consolidado por una parte los buenos datos macro de principios de año, más las buenas expectativas que se poseían. Destaco la superación de los PMI’s a las estimaciones impuestas, además de producirse una reducción en la tasa de desempleo. Por otro lado tenemos los datos corporativos que ayudaron en los primeros días del mes.

Tras el canal alcista se produce un repunte al alza, pero que consecutivamente en verano se produjo una corrección generalizada. Esta bajada supuso un recorte del 8% en la cotización, una gran caída para este índice y acabo apoyándose en el soporte establecido en los 11.933 puntos.

Seguidamente los buenos aportes macro, como la buena situación de la renta variable en Europa daba la alegría a los inversores, con una subida de un 13%. Principalmente destaca en este momento del año, la superación histórica del ZEW y del crecimiento continuo de los PMI’s.

Actualmente el valor se detalla delimitado en un rango de un 6%. Este rango se entabla entre el soporte de 12.847 puntos y la resistencia de 13.603 puntos. Este rebote a la baja se produce en un momento donde la situación política alemana influye enormemente en los mercados, y otro punto a destacar es la fortaleza del euro. Esta fortaleza hace que las inversiones sean menos atractivas.

Indicadores

Hablando de indicadores. El MACD muestra una divergencia a principios de 2017, donde el valor poseía una tendencia alcista con pequeñas correcciones, mientras que el indicador muestra una senda bajista. El cruce de medias se sitúa indicando una señal de venta a corto plazo.

El RSI posicionado en 53 puntos, nos marca una tendencia bajista lo cual nos dice que el valor no se encuentra sobrevalorado. Por lo tanto posicionándose entre los rangos no indicativos de compra o venta, añadiéndole la tendencia bajista podría ser un buen indicativo de compra.

 

 

EuroStoxx50

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

El EuroStoxx50 marca las mismas pautas que ha seguido principalmente el DAX, y en menor medida el resto de índices europeos. El comienzo de 2017 mantuvo la perspectiva general de los mercados, los cuales comenzaron el año con altos crecimientos. Las pequeñas correcciones sufridas por el indicen se producen a las expectativas que se poseían ante las declaraciones del BCE.

Al llegar a los 3.666 puntos el comienza a retroceder, perdiendo la fuerza compradora que llevaba tras de sí, y dando una mayor importancia a la vista bajista. Es ahí cuando el valor crea la figura de un canal bajista, llegando a recortar un 7,5% manteniéndose en el soporte marcado de 3.397 puntos.

No es hasta Septiembre cuando el canal alcista es superado al alza por el optimismo que se posee en la renta variable mundial, recortando recorrido a la caída sufrida en verano hasta llegar a máximos en 3.707 puntos.

Actualmente el valor progresa tímidamente pudiendo formar un triángulo de continuación de tendencia alcista a largo plazo. Si es verdad que si la fuerza compradora es superior a la vendedora, implicaría la ruptura de la resistencia y el posible tirón del índice a una nueva etapa del crecimiento.

Desde 2017 el valor se ve delimitado entre tres puntos diferenciados, entre una resistencia y dos soportes. La resistencia anteriormente citada marca un punto de retorno, con especulaciones futuras de ruptura alcista con las buenas perspectivas de 2018. También es necesario concretar las posibles bajadas cercanas en las que podría incurrir el valor. El primer soporte se posiciona en los 3.469 puntos. El segundo se posiciona en 3.397 puntos valor consolidado en el pasado, ya que fue el punto de rebote donde se rompe el canal.

Las perspectivas del BCE se mantienen constantes, a la esperas de las nuevas decisiones por parte de Mario Draghi. En cuanto al euro retoma fortaleza llegando alcanzar los 1,25, lo cual nos indica un punto negativo para los índices europeos.

Indicadores

Al observar el grafico del indicador MACD, no obtenemos mucha información salvo la contada por las medias móviles. No se establecen divergencias en el periodo analizado, y las medias nos informan de una señal de venta.

El RSI posicionado en 57 puntos, con perspectiva bajista alejado del rango de 70 puntos, por lo tanto no nos indica ninguna señal a priori.

 

 

S&P500

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

Los índices americanos poco hay que reprocharles, ya que cualquiera de ellos ha llegado a superar históricos. Hablando del S&P500, la actitud que ha tenido en 2017 ha sido totalmente creciente, llegando a ser difícil de marcar rango donde el valor pueda rebotar.

El valor a lo largo del año pasado a formado una tendencia alcista bastante vertiginosa, incluso dando lugar a canales alcista provocando la continuación de la tendencia. Si es verdad que ha sufrido pequeñas correcciones, pero muy ligeras en comparación a las vistas en los índices europeos, marcadas principalmente por la política de Trump y sus intenciones de acercar su planteamiento político al país americano.

Tras el sell off sufrido estos días, el índice muestra el rechazo obtenido en la renta variable, reduciendo su crecimiento y provocando ese galp bajista. Pero estamos hablando de un índice que no contempla a la tendencia bajista dentro de su vocabulario, por lo tanto históricamente resaltara como una mera corrección en el valor.

El valor delimito una resistencia histórica al producirse este retroceso, marcada en los 2.873 puntos. Si es verdad que al tener una pendiente tan alcista es difícil de segregar los soportes, por lo tanto los valores que remarcan mayores rebotes se fijan en los 2.677 puntos y en los 2.568 puntos.

Indicadores

El indicador MACD muestra varias divergencias en el valor, dando lugar a señales clara de compra donde el valor tras marcar una bajada en el indicador, el índice comienza a incrementar su crecimiento. Las medias móviles en este caso marcan el galp bajista registrando esa señal de venta.

El RSI se posiciona en los 34 puntos, un nivel cercano a los 30 donde el valor puede implicar una señal de compra por infravaloración. Además el valor comienza a tener un cambio de tendencia hacia arriba, implicando un posible cambio de tendencia actual del índice.

 

 

NASDAQ

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

El NASDAQ suma protagonismo, al igual que el S&P 500 donde su crecimiento ha llegado a tal punto que ha registrado máximos históricos. Muchos se ponían cortos es los índices americanos pensando en una corrección de los valores por los grandes crecimientos, de la misma forma tenemos a día de hoy esos artículos volviendo a sacar el movimiento bajista.

La pendiente que posee el índice es de tal magnitud que para entablar el análisis, se ha definido unos posibles soportes en donde podría rebotar el valor en un hipotético caso.

Los buenos resultados de las empresas americanas han otorgado a este índice una plena subida sin apenas recortes. Las figuras en este índice escasean, por lo tanto no encontramos alguna pista de posible cambio en la tendencia principal del valor.

Indicadores

Los indicadores reflejan el alto crecimiento del índice, y así lo demuestra, el MACD con unas medias móviles desorbitadas por las altas subidas, mantienen la señal de compra. Hay que incidir que la posición de la mecha corta, ya que al topar en máximo sumado al sell off de bonos producidos recientemente, nos informa de una venta.

En cambio el RSI tras mantenerse en la franja superior a 70, consigue rebajarlo a la posición actual de 66,8 puntos, con plena inclinación bajista lo cual nos da una oportunidad de compra.

 

 

Nikkei 225

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

El índice Japonés, se mantuvo a la espera de dar con la clave del desarrollo. El Nikkei comenzó la temporada mostrando unos resultados muy ligeros que no fueron suficientes para proporcionar el optimismo necesario en los inversores como para imitar las grandes subidas del resto de bolsas mundiales.

Tras los primeros meses comprobamos que el índice crece hasta tal punto que se conforma en un rango. El repunte alcista ha sido provocado por los buenos datos corporativos del país, mientras que el retroceso fue provocado por los primeros datos macro que no aportaron un valor añadido al país, por lo tanto no dieron el estímulo que necesitaban para crecer.

Llegados al soporte de 19.227 puntos, y habiendo crecido un 5,3%, el valor comienza a desarrollar una pendiente alcista que durara hasta principios de este año.

Tras llegar a máximos el valor rebota en máximos de 24.125 puntos. Las duras caídas producidas en el índice, vienen a través del contagio bajista producido en los mercados americanos.

Además la presente apreciación del yen frente al dólar, que castiga al músculo exportador nipón, y a la inquietud sobre la situación política en EEUU tras el discurso del presidente Donald Trump.

Por otro lado el sector tecnológico ha sacudido el crecimiento del Nikkei, siendo destacada las noticias por parte de la compañía americana Apple.

Indicadores

Los indicadores de forma general muestra el sentimiento que poseen los inversores de manera general. EL MACD muestra varias divergencias en el año 2017, mientras que el cruce de sus medias móviles traza una señal de venta clara sin cambio aparente.

Esta última caída viene tras la gran caída en bolsa de la renta variable ante el sell off de los bonos provocado en Estados Unidos, y que fue surcando los mercados hasta originar el color rojo en todos los activos.

El índice de fuerza relativa se establece en los 41 puntos, con inclinación bajista sin ninguna observación contraria de cambio. El indicador se acerca a la franja de los 30 puntos, lo cual implicaría una señal clara de compra.

 

 

Kospi

Tendencias, figuras, soportes y resistencias.

El índice Coreano se incorpora a nuestra lista de análisis, tras un año donde llego a crecer entorno a un 30%. El año de este índice se caracterizó por las pendientes alcistas del valor, y en la formación de figuras que daban paso a la continuación de ese crecimiento.

No es hasta abril, tras haber crecido un 8%, cuando el índice sufre una recaída principalmente forjada por las actuaciones de Estados Unidos. Este índice se ve muy afectado por las intenciones migratorias de EEUU, porque cada vez que el presidente de américa habla, se erosiona la subida del Kospi.

Además los malos de resultados de beneficio por acción de las principales empresas coreanas, no dieron el apoyo necesario para poder afrontar la subida.

Esta corrección dio lugar a la formación de un triángulo ascendente, que originó una crecida del 15%, con su correspondiente corrección veraniega, donde da lugar a un doble suelo.

El doble suelo es indicativo de cambio de tendencia, por lo tanto el optimismo inversor, creció conforme lo detalla en el gráfico. El doble suelo anteriormente mencionado se apoya en todo momento en el soporte histórico del índice, marcado en 2.314 puntos.

Con el ultimo estirón del activo el valor choca contra la fuerza vendedora, marcando máximo en 2.607 puntos, el choque no ha provocado mayor revuelo que el marcado en las bolsas generales, incluso podemos decir que no ha repercutido en gran medida, como podíamos ver en el Nikkei.

En este camino el valor se ha topado con varios obstáculos que han dejado frenazos bruscos en el índice. Uno de estos frenos han sido las criptomonedas, el índice tuvo confianza en este tipo de criptodivisa, pero han sido tantos los robos y los efectos negativos que han implicado la inserción en este sector, que el país acabo prohibiendo la actuación con este tipo de activos.

Otro que podemos destacar son las declaraciones por parte de EEUU que en gran medida afectan negativamente a este país. Es por ello, que podemos justificar otra de las correcciones que ha sufrido el índice, al producirse una venta generalizada a través de las palabras del presidente de EEUU.

Indicadores

En los indicadores comprobamos, algo totalmente distinto a lo que estábamos acostumbrados a ver en el resto de índices. EL MACD viene dándonos información acerca de divergencias en el valor, además, el cruce de sus medias móviles trazan una señal clara de compra. Si es verdad que la dirección de las medias no es tan sólida, ya que la media corta comienza a retroceder.

El RSI se mantiene en los 61 puntos, aún le queda camino para llegar a la franja de 70, lo cual implicaría señal de venta por sobrevaloración. La inclinación del indicador muestra una visión bajista, por lo tanto es adecuado que el índice tenga margen de maniobra para realizar una compra.

 

DIVISAS

Otro punto necesario de contemplar son las divisas. Tras las grandes noticias s que se acercan en este 2018, y temores por parte de los analistas, es importante ver cómo se comportan las principales divisas mundiales. Para el análisis también utilizaremos la herramienta TradingView.

 

 

EUR/USD

El primer tema a encarar es la divisa euro- dólar. Para la moneda americana ha sido un año, donde la principal potencia muestra su principal debilidad, y esta es el billete verde. Con un euro que enmarca un rally llegando a los 1,25, el dólar se mantiene como una divisa poco competitiva.

Principalmente el dólar se ha visto debilitado ante un panorama de recuperación, donde la económica mundial superará el crecimiento de Estados Unidos, originando el repunte de la divisa europea.

Gráficamente divisa americana no muestra signos de cambio, apunta al alza con una resistencia cercana en los 1.253, y delimitada por soporte en 1.233.

 

 

EUR/GBP

La libra en cambio ha mostrado algo más resistencia que el dólar. Aparentemente el grafico de esta divisa se mueve mucho por figuras marcadas. Especialmente la volatilidad de las divisas provoca que se formen muchas figuras de cambio de tendencia.

Principalmente los repuntes alcista, cuando la libra pierde terreno frente al euro se producen cuando comienzan las negociaciones del Brexit, lo cual hace al país ingles menos competitivo frente al euro.

La divisa se acerca a mínimos de 0.869, lo cual puede indicar que rebota tras tocarlo, o que incluso lo rompa hacia abajo y llegue a mínimos.

Por otro lado tenemos el buen funcionamiento de los datos macro ingleses, lo cual hace resistente a la divisa ante los repuntes del euro.

 

 

EUR/YEN

El Yen al igual que el Dólar, no son han tenido un año que destacar por su fortaleza. Con un tiempo anclado en un panel lateral la divisa ha perdido potencia frente al rally del euro.

La divisa se encuentra en una posición cercana al máximo de 136.64. Por lo tanto podremos observar que podrá incrementar si llega a superar este máximo, sino tendría un gran camino bajista hasta la posición 134.12. A priori no podemos establecer ningún dato que pueda ayudar a fortalecer al yen, frente al buen camino que atrae el euro.