La inversión se centra en Europa


En este informe vamos a tratar de repasar brevemente la situación macroeconómica en Europa y EEUU, así como describir la evolución y perspectivas para este 2017 de los índices que consideramos más importante en nuestro día a día. Por último, incluiremos una serie de indicadores que nos mostrarán cuando están comprando o vendiendo los grandes inversores de los mercados, y cuándo invierten el resto de inversores con prácticamente ningún poder para mover los mercados.

SITUACIÓN MACROECONÓMICA

Actualidad sin grandes variaciones en los mercados europeos, a excepción de la notable subida del lunes en los mercados tras la victoria de Macron en primera posición y Le Pen en segunda, despejando en gran parte la incertidumbre causada en las bolsas en las últimas semanas. Mientras que en Estados Unidos se aprecian notables avances, apoyados por declaraciones de que se están realizando progresos para sacar adelante su reforma fiscal.

EUROPA

En Europa la actualidad macroeconómica ha estado muy agitada debido al ámbito político, donde a principios de la anterior semana conocíamos la convocatoria por parte de Theresa May de elecciones anticipadas para el próximo 8 de Junio, buscando ampliar su mayoría parlamentaria y facilitar de esa forma el BREXIT.

En Francia conocíamos el domingo por la noche los resultados finales de la primera ronda, en la que salió victorioso Macron con el 23,5% de los votos, ligeramente por delante de Marine Le Pen con el 22,08% de los votos. En segunda vuelta se postula como favorito Macron con el 60% de los votos. Este escenario sería bien recibido por las bolsas, aunque quizá la victoria ya haya sido descontada por las subidas tan notables de este lunes. Por ahora, la victoria del candidato centrista ha provocado que las bolsas se dispararan, las primas de riesgo se relajaran y el euro ganara posiciones frente al resto de divisas.

En cuanto a datos macroeconómicos vimos un buen tono de los PMIs preliminares de abril, donde el PMI manufacturero se situó en 56,8 (vs 56,2 anterior) y el de servicios en 56,2 (vs 56 anterior). El IPC finalmente se situó en tasa anual en el 1,5%, mientras que el déficit público cayó hasta el 1,4% mejorando las previsiones.

EE.UU

En las principales bolsas y mercados de Estados Unidos hemos visto confianza inversora durante la semana actual y la anterior, alejándose de la intranquilidad percibida anteriormente por los riesgos geopolíticos acaecidos. Parece que  la administración de Trump se ha tranquilizado un poco con respecto a los movimientos de Siria y de Corea del Norte, aunque permaneceremos muy atentos ya que será un factor principal de riesgo para las bolsas norteamericanas y mundiales.

En cuanto a la reforma fiscal anunciada por Trump durante la campaña electoral, parece que va tomando forma, y en la tarde del miércoles perfilará los principios de la reforma tributaria pero no está previsto que presente medidas concretas. Trump propuso reducir el impuesto de sociedades hasta el 15% desde el 35% actual y simplificar de siete a cuatro los tramos de los impuestos sobre la renta, con la tasa más alta cayendo hasta 25% desde el 39,6%. El republicano también prometió que su revisión tributaria sería “neutral” para los ingresos, es decir, los recortes se compensarán con la eliminación de otras exenciones fiscales para evitar el aumento del déficit presupuestario. Veremos si todas estas medidas propuestas serán aceptadas por los congresistas y cómo reaccionará el mercado si todo se desarrolla como quiere el nuevo residente de la Casa Blanca.

Por lo demás destacamos un ligero descenso en los PMIs de abril, donde el manufacturero se situó en 56,8 (vs 56,2 anterior) y el de servicios en 56,2 (vs 56 anterior). Esta semana entrante estará cargada de importantes datos macroeconómicos de los que estaremos atentos y los cuales iremos desgranando a medida que sean publicados.

 

 

SITUACIÓN DE LOS PRINCIPALES ÍNDICES BURSÁTILES

En esta parte central de nuestro informe semanal vamos a tratar de comentar la evolución de los últimos meses de varios índices europeos y de los principales selectivos norteamericanos, como son el Dow Jones y el S&P 500, además de expresar nuestro punto de vista sobre los posibles movimientos futuros de estos índices.

IBEX-35

El primer índice del que vamos a hablar va a ser del selectivo de nuestro país. En este 2017, el comportamiento del IBEX está siendo muy positivo con una YTD del 15,13%, siendo el motor del mercado europeo, y dónde se están concentrando la mayoría de las inversiones durante el presente año en el “Viejo Continente”.

Todo empieza en diciembre del pasado año. Tras acumular meses de caídas, al final de año el índice empezó una clara tendencia alcista siendo el selectivo europeo que más ha subido desde esa fecha. En la actualidad, el índice ha superado la resistencia cercana a los 10515 gracias a la excelente jornada del lunes motivada por la victoria de Macron en la primera ronda de las elecciones francesas, como antes hemos comentado. Indicadores técnicos, como el Estocástico, muestran claras señales de sobrecompra. Lo hace desde febrero, período en el que se ha revalorizado por encima del 13%. Para lo que resta de año, consideramos que el selectivo español puede seguir su particular escalada atacando las resistencias más próximas, e intentando alcanzar niveles de 2015.

DAX-30

El principal índice de Deutsche Börse se comporta como sus homólogos europeos. A final de 2016, consiguió romper el canal lateral en el que se mantuvo durante el segundo semestre del pasado año, con una clara tendencia alcista iniciada justo a principios de año, acumulando en lo que lleva de año una revalorización del 8,48%.

En la actualidad, y tras la primera ronda de las elecciones galas, el índice aleman cotiza en sus máximos históricos superando la resistencia situada en los 12350. A pesar de ello, pensamos que el selectivo de las mejores 30 empresas alemanas seguirá intentando seguir con la tendencia alcista antes comentada lo que resta de año, como así pueden mostrar indicadores como el Estocástico o el MACD que nos informan de claras señales de compra para próximas fechas.

 

 

CAC-40

El índice galo lleva un año marcado por la incertidumbre política que existe en Francia.

A partir de febrero, el selectivo inició una tendencia alcista empujado por las demás bolsas europeas lo que le lleva a ganar en lo que va de año un 8,17%. Esta tendencia alcista, antes comentada, solo fue amenazada por la incertidumbre en torno al resultado de la primera ronda de las elecciones, celebradas como ustedes saben el pasado domingo. La victoria del centrista Macron en esta ronda empujó al índice francés a romper la resistencia cercana a los 5200 y a intentar batir las resistencias de 2015 situadas sobre los 5260 pb. Si bate estas resistencias, pensamos que el CAC puede tener bastante recorrido en lo que resta de año, empujado por las nuevas políticas del líder socioliberal, y por la clara tendencia alcista que existe en las bolsas europeas.

EUROSTOXX 50

El índice que aglutina las 50 empresas más importantes de Europa, se comporta de forma muy notable en lo que va de año, con una revalorización del 11,20%.

Gracias a la subida de casi un 4% en la jornada del lunes, el selectivo europeo rompió la resistencia situada en torno a los 3500. En nuestra opinión, en las siguientes jornadas debe consolidad los 3500-3600 pb e ir por las resistencias situadas en los 3680 y 3770.

Además, indicadores como el Estocástico están de nuevo en zona de compra como en febrero y marzo, por tanto, estimamos que puede tener fuerza y volumen para batir esas resistencias y subir hasta niveles de 2015.

S&P500

El selectivo estadounidense, que aglutina a las 500 principales empresas que cotizan en NYSE y NASDAQ vive sus días de gloria desde comienzos del pasado año hasta la actualidad.

El índice, formado por Standard & Poor´s, tocó sus máximos históricos en marzo del presente año, entrando posteriormente en un pequeño canal lateral, motivado quizá por las incertidumbres en torno a la política fiscal de la administración Trump o por las tensiones con Corea del Norte. Este canal terminó en la jornada del lunes con una subida por encima del 1%, lo que lleva a pensar que el índice intentará de nuevo ir por el máximo histórico. Si supera y consolida esa barrera, opinamos que puede haber de nuevo una oportunidad de inversión, ya que no tendrá límites en su horizonte a c/p o m/p.

DJ INDUSTRIAL AVERAGE

En cuanto, al índice más conocido de la bolsa norteamericana comentar que tras la jornada del lunes, vuelve a intentar subir hasta sus máximos históricos conseguidos también en marzo, al igual que el S&P500.

Bajo nuestro punto de vista, creemos que va a haber de nuevo un impulso, como mínimo hasta tocar los máximos históricos. Nuestra creencia se basa en que durante la tendencia alcista iniciada desde principios de 2016 los recortes en el índice son muy parecidos entre sí con un movimiento alcista estable, en base a los niveles controlados de retroceso en torno a un 38,2% y 50%. La semana pasada se confirmó todo lo comentado en torno a este indicador, ya que el índice llegó justo a recortar el 50% del anterior impulso alcista, intentando de nuevo a partir de la jornada del lunes llegar a sus máximos históricos.

 

INDICADORES DE CONSENSO DE GRANDES INVERSORES

Para terminar el informe de mercados, desde Aspain 11 consideramos adecuado comentar brevemente la importancia de la información que pueden aportar varios indicadores, como el Bullish Consensus o el Blai5 Koncorde que muestran cuando invierten las llamadas “Manos fuertes”. Es decir, cuando invierten en algún valor o índice los gestores de grandes patrimonios, y aquellos que tienen capital para influir de forma notable en el mercado.

Observamos cómo estos indicadores nos muiestran como los grandes inversores están reduciendo progresivamente la inversión en EEUU, aunque el sentimiento de mercado sigue siendo positivo. El motivo principal puede ser la incertidumbre en torno a las próximas medidas de Trump, o que piensan que quizá las bolsas norteamericanas ya han llegado a su techo, traspasando la inversión hacia valores europeos. La bolsa europea podría así reducir progresivamente el gap que tiene con la bolsa norteamericana desde principios del pasado año.

Por tanto, nuestra estimación, desde Aspain 11, sobre las principales bolsas es optimista aunque con moderación debido a la incertidumbre política que todavía acontece tanto en EE.UU. como en Europa, dónde observamos un potencial de revalorización mayor lo que resta de año.