La onda expansiva del Brexit


Después de tener unos días para reflexionar sobre la crisis provocada por sorpresa tras el referéndum para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, queremos analizar todas las reacciones tanto de los mercados como de los políticos.

Como se puede apreciar en el gráfico siguiente, tan solo Londres ha votado a favor de la permanencia dentro de Inglaterra, a lo que se sumaba Irlanda del Norte y Escocia que podrían solicitar su salida de Reino Unido para volver a Europa.

1*Fuente: Bloomberg.com

A pesar de que las encuestas daban la ventaja claramente a la permanencia hasta entrada la noche, finalmente y como tiende a ser habitual, las encuestas en Reino Unido fallaron estrepitosamente como se podía apreciar en el gráfico anterior.

2*Fuente: gurusblog

Consecuencias bursátiles:

Esto ha provocado una magnitud de caídas que no se veía desde 1987, con los índices principales europeos en la apertura cayendo entre el -16% del Ibex 35 y el -8% del Dax alemán. El menos afectado ha sido curiosamente el FTSE100, con caídas inferiores al -6%, aunque para un inversor extranjero habría que sumarle la caída de la libra que se situaba a primera hora en los mínimos de 1985, siendo esta la principal razón de su menor caída al reducir los costes empresariales y ganar competitividad en las exportaciones.

El caso de la Libra frente al Dólar americano se puede notar fuertemente en los resultados empresariales en los próximos meses, pudiendo descender entre un -10% / -20% más hasta los mínimos alcanzados en 1985.

3*tradingview.com / GBPUSD

Este movimiento también se notaba en el Euro frente al Dólar, que caía rápidamente desde los 1,13 dólares hasta los 1,09.

Como era previsible, una vez los mercados abrían con estas fuertes caídas, se producía una ligera recuperación acercándose a los antiguos soportes que ahora se convertirían en resistencias. Este movimiento parecía agotarse tras intentar superar los 8.000 puntos en el Ibex 35, y generando dudas la zona de 9.500 en el Dax.

Estos movimientos se dejaron notar en el VIX norteamericano superando el 50% de subida, como se puede apreciar en el siguiente gráfico:

4

En el caso del índice alemán como referencia europea, apreciamos una tendencia bajista de corto plazo y una alcista de largo plazo que confluyen sobre la zona de 8.000 puntos, zona de importante soporte desde 2013 que vigilaremos con atención de cara a incrementar el peso en renta variable si también las variables macroeconómicas son favorables.

 5*tradingview.com / Ibex 35

La situación del Ibex 35 se antoja más complicada, teniendo una tendencia bajista de mayor tamaño, pero con un soporte importante en la zona de 6.000-6.200 ptos que esperamos que pueda revertir la situación para el medio plazo.

Alcanzar estos niveles del año 2012 tendría que venir acompañado de importantes caídas del sector financiero, con gran ponderación en el índice bursátil español, por lo que consideramos que sigue sin ser el momento de invertir en el sector.

6*tradingview.com / Ibex 35

Sin embargo de resistir en la actual zona de 7.600 – 7.700 ptos dejaría un doble suelo que podría llevar al índice a los 11.000 ptos.

7*tradingview.com / Ibex 35

Los valores del Ibex más afectados el viernes:

8

Los valores del Ibex menos afectados:

9

Estos movimientos se dejaron notar en el VIX norteamericano superando el 50% de subida, como se puede apreciar en el siguiente gráfico:

10*investing.com / Vix

Y sin embargo los índices norteamericanos parecía que aguantaban recuperando un +1,5% desde su apertura. Tras el cierre de los mercados europeos empezaban a caer perdiendo soportes y su nivel de apertura.

En el caso del S&P 500 finalmente perdía el soporte 2.040 y cerraba con una caída del -3,6%, el Dow Jones -3,4% y el Nasdaq -4,1%.

Veremos cómo afronta la semana Estados Unidos, pero por el momento nos fijaremos como nivel a vigilar el 2.020 del S&P500 que coincide con la media de 200 sesiones, con un objetivo posible de caída en caso de perderlo hasta el 1.990, o al 50% Fibonacci de la subida en torno al 1.970 coincidiendo con otra zona de soporte. A partir de estos niveles estaremos pendientes de los inversores institucionales y el movimiento del VIX de cara a tomar alguna decisión de inversión.

11*investing.com / S&P500

La opinión que tenemos desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, es que tras el referéndum de Reino Unido seguiremos en un tramo bajista de corto plazo, para más adelante y cuando los inversores no lo esperen, iniciar una subida que permita retomar la tendencia alcista en los índices norteamericanos y romper las directrices bajistas de los índices principales en el caso de Europa.

Reflexiones macroeconómicas-políticas:

Coincidiendo con la votación por el Brexit se realizaron en el resto de países europeos encuestas para conocer el grado de afinidad con la Unión Europea. El resultado puede sorprender, aunque están claramente influidas por la crisis económica y su gestión en Europa bajo la presión de Alemania.

En ellas se aprecia como el rechazo a Europa es mayor en Francia y Grecia que en el propio Reino Unido, con el mismo porcentaje de rechazo que España e incluso Alemania. Lo que parece claro es la tendencia de los jóvenes europeos a sentirse integrantes de la Unión, por lo que en el medio-largo plazo debería ir reduciéndose el rechazo actual de estos países.

12

Desde el pasado jueves han empezado a surgir movimientos en Reino Unido para repetir el referéndum, alcanzando en pocas horas los votos necesarios para iniciar el debate en el parlamento. Aunque parece descartada esta opción, un detalle importante y que podría llegar a provocar esto son las declaraciones de los últimos días de los políticos que apoyaron el Brexit, asumiendo que se habían equivocado en algunas afirmaciones (más que equivocarse parece que engañaron), y que ni los 350 millones de libras que se pagan a Europa irían al sistema de salud, ni las aduanas podrían limitar la entrada de personas de la forma que se había planteado.

Desde Europa, el más claro al comentar el Brexit fue el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker: “No es un divorcio amistoso, pero tampoco ha sido una historia de amor idílica”, a lo que además sumaba respecto a la decisión de Cameron de dimitir en octubre: “Los británicos decidieron que quieren salir de la Unión Europea, así que no tiene ningún sentido esperar hasta octubre”(refiriéndose al comienzo de la negociación para su salida).

También aprovechó el presidente de la CE la ocasión para mostrarse convencido de que el populismo euroescéptico tendrá poco recorrido, cuando se demuestre que a Reino Unido le iba mejor dentro de la UE, a nivel económico, social y de política externa, algo en lo que parecen estar de acuerdo todos los organismos internacionales.

Se dice que lo que no te mata te hace más fuerte, y confiamos en que sea así para la Unión Europea.

La salida del Reino Unido puede dar más voz a los países críticos con las políticas que se están llevando a cabo en la zona Euro, como afirmaban la mayoría de los máximos mandatarios de los países miembros.

El presidente de Eslovaquia, que tendrá al próximo presidente del Consejo Europeo: “Muchísima gente que vive en Europa rechaza la política migratoria europea, y hay un gran descontento con las políticas económicas de la UE” “Los Veintisiete países que quedamos tenemos que encontrar fuerza necesaria para decir que las políticas fundamentales de la UE deben ser profundamente reformadas”

En el mismo sentido se pronunciaba Renzi, primer ministro italiano: “Debemos cambiar Europa para hacerla más humana y más justa. Pero Europa es nuestra casa, es nuestro futuro”. También el presidente de Francia pedía cambios profundos para mantenerse unidos.

El primer ministro sueco también hacía la misma reflexión: “El resultado electoral es de muchas maneras un despertador para Europa”, mientras que el primer ministro ucraniano seguía confiando en mantener a Reino Unido dentro de la Unión Europea.

En lo que coinciden todos los dirigentes europeos es en la necesidad de que se proceda de manera rápida, despejando la incertidumbre que imperará hasta que se definan los términos que negociará Reino Unido con Europa y el resto de países en términos comerciales durante los próximos meses.

En este sentido, y en contra de varios miembros de la Unión, se pronunciaba Ángela Merkel pidiendo calma y moderación en la negociación con Reino Unido, algo económicamente positivo pero políticamente conflictivo si buscamos que ningún otro país siga sus pasos.

Proceso legal de desvinculación europea:

Por el momento parece que este proceso de salida tardará alrededor de dos años en hacerse efectivo, y que podría conllevar más tiempo en el caso de no ponerse de acuerdo Europa con Reino Unido respecto a la relación comercial posterior, o simplemente debido a no estar todos preparados para la desvinculación a tiempo.

La legislación europea en el artículo 50 del Tratado de la Unión dice que el país saliente dejará de estar sometido a la legislación europea a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo de retirada, o bien a los dos años de la notificación oficial de la salida (aunque es negociable entre ambas partes).

En este mismo artículo se indica que el país que solicite su salida no podrá participar en las negociaciones para acordar su nueva situación, por lo que Reino Unido podría optar por otra solución más radical como puede ser revocar unilateralmente el documento de adhesión a las comunidades europeas. Este movimiento podría ser uno de los peores escenarios para los mercados, por su brusquedad y falta de acuerdo comercial con el resto de países.

Lo más probable es que traten de alcanzar un trato similar al que tienen otros países.

Tenemos tres ejemplos actualmente:

  • los miembros del Espacio Económico Europeo como Noruega o Islandia, aportando parte del presupuesto europeo y contando con libertad en movilidad laboral;
  • un tratado como el que tiene Suiza, aportando menor capital y manteniendo unas medidas más estrictas en cuanto a movilidad laboral;
  • otra opción sin incluir fondos económicos para Europa podría ser la negociada con Canadá, que facilita la inversión extranjera y reduce considerablemente los aranceles de aduana.
  • Ser totalmente independiente sería la opción alternativa que le quedaría en caso de no poder adoptar alguno de esos acuerdos, algo que empeoraría bastante la situación económica de la isla.

En el corto plazo queda pendiente conocer si Reino Unido acudirá a la cumbre que se podría iniciar este martes entre los jefes de estado de la Unión Europea y que está previsto que se alargue durante al menos dos días, donde se tratará de forma oficial esta situación y podrían salir algunas concreciones para llevar a cabo todo el proceso.

Escocia e Irlanda del Norte:

La situación evitada hace apenas unos meses sobre la posible independencia de Escocia podría volver a escena, incluyendo en este caso también a Irlanda del Norte. Estos dos miembros de Reino Unido votaron claramente a favor de quedarse en la Unión Europea, y podrían buscar continuar en ella como países independientes.

España en el Brexit:

España ha incrementado de forma importante en los últimos años su exposición a Reino Unido, por lo que podría ser un golpe importante para el que las empresas deberán empezar a prepararse cuanto antes.

Por un lado los ingresos que reciben en libras afectarán de forma importante a los resultados empresariales indicados en euros debido a la fuerte depreciación que está sufriendo esta divisa desde el pasado viernes de madrugada.

Otro aspecto importante será la pérdida de poder adquisitivo de los turistas ingleses que recibía España, compradores habituales de viviendas sobre todo en la costa.

También las exportaciones que se dirigen actualmente hacía Reino Unido se verán afectadas por el aumento de su coste por divisa, además de los aranceles que podrían aplicarse desde su salida de la Unión.

Las transacciones entre España y Reino Unido suponen un impulso al PIB español del 1,1%, algo más de 11.000 millones de euros.

Por último habría que estimar que la pérdida de los fondos que recibía Europa procedente de los ingleses habría que sufragarlos entre el resto de países miembros, lo que elevaría la aportación de España cerca de 900 millones de euros anualmente (según la información facilitada por el diario Expansión).

13

*Infografía Expansion.com

Conclusiones:

Desde ASPAIN 11 Asesores Financieros EAFI confiamos en una pronta vuelta a la calma en los mercados, pero nos mantendremos cautos hasta entonces como hemos hecho a pesar de pensar que no saldría adelante el referéndum.

Por nuestra parte corroboramos las palabras de los dirigentes europeos, buscando una salida rápida de Reino Unido para reducir la incertidumbre que estará presente hasta que se definan todas las condiciones futuras a nivel político y de tratados comerciales.

Como visión de medio plazo no vemos una mala situación macroeconómica ni de fundamentales en la mayoría de las empresas, teniendo además acceso a financiación muy barata gracias a los bancos centrales.

Un riesgo del que llevan hablando los mercados desde hace un año, la subida de tipos en EEUU que podía frenar a los mercados y dificultar la financiación de algunas compañías más endeudadas, parece que se puede alejar aún más por la complicada situación que ha dejado Reino Unido.

Un saludo

Deacagar La onda expansiva del Brexit

FIRMA ANT