Los tres problemas asiáticos


El gran continente asiático está cambiando su modelo a un consumo interno como ya hemos comentado, es por ello interesante detenerse en tres aristas que tendrá que pulir para una finalización exitosa del proceso.

Estamos hablando de las tres “D”; deuda, demografía y desinflación. Estos mismos problemas fueron los sufridos por Japón y ahora podrían haberse extendido por el resto del continente.

Encontramos tales semejanzas con lo sucedido en Japón en aspectos como la excesiva dependencia de las exportaciones y de fabricación, un alto número de trabajadores con edad elevada, una tensa política monetaria, presiones deflacionarias persistentes y elevada deuda corporativa.

Hay siete países con una deuda en torno al doble del tamaño de su economía y otros nueve con precios de fábrica deflacionistas.

lucas 1

La pronta salida tras la crisis del 2008 por parte de países como China se dio la vuelta con la significativa reducción de las exportaciones, obteniendo como respuesta las últimas apariciones por parte de los Bancos Centrales con medidas expansivas en sus manos tras haber experimentado la mayor ralentización de su crecimiento en 25 años.

Véase el incremento en gasto de infraestructuras chinas, o la última reducción de tipos en Japón a negativos.

Encontrábamos como además el bono japonés a 10 años se encontraba con rendimientos negativos por primera vez, advirtiendo que es el país desarrollado con mayor volumen de deuda pública del mundo, a este dato se le sumaba en el día de hoy el bono a 5 años tomando también por primera vez un rendimiento promedio negativo, y estableciendo el mínimo histórico en -0.138 por ciento tras el 0.016 por ciento del mes pasado como observamos en el siguiente gráfico.

lucas 2

 

China por su parte daba otro paso hacia unos tipos de interés más bajos mediante la reducción del costo de los préstamos de medio plazo. El Banco Popular de China proporcionará dinero al 2.85 por ciento en préstamos a seis meses.

Está claro que las principales economías asiáticas como serían China, Japón o Corea de Sur van a desempeñar un papel fundamental para la recuperación del continente ya que arrastran por su gran influencia al resto de países, o incluso a otras economías no asiáticas.

Atendemos por tanto a los últimos datos obtenidos en el día de hoy sobre la inflación China al producirse una aceleración de la misma y ya es más de un año con contracciones mensuales en los precios al productor, el IPP cayó un 5.3 por ciento en el mes pasado. El dato de IPC aumenta un 1.8 por ciento para el mes de enero respecto al anterior pese a no llegar a expectativas, aunque no hay que dejar de atender que esto se produce en fechas previas al Año Nuevo Chino.

Por el lado de Japón recibíamos los datos de enero sobre exportaciones e importaciones, donde las primeras sufren un menos 12.9 por ciento siendo la mayor caída después de la crisis del 2008 con motivo de la disminución en la demanda china ya que solo con el gigante asiático la disminución en sus exportaciones se situó en una reducción del 18.5 por ciento respecto al año pasado, y así mismo una reducción del las importaciones como ya ocurriese en el mes anterior del menos 18 por ciento.

Desde Aspain11 Asesores Financieros EAFI nos mantendremos atentos a los movimientos de volatilidad que puede desencadenar la ralentización del crecimiento económico experimentado como la guerra de divisas que se está sufriendo, con el objetivo de la protección de las carteras y la búsqueda de oportunidades que puedan añadir valor a las mismas.

 

 

LUCAS FIRMA