Suecia: una alternativa de inversión “segura”


En el informe de esta semana vamos a tratar de analizar los mercados suecos, con especial referencia a su índice más importante (OMXS30), y la economía escandinava en los últimos años. Destacaremos algunas opciones de inversión que nos parecen interesantes en el mercado sueco, como pueden ser acciones o ETFs.

Antes de introducirnos más a fondo con el país nórdico, resaltar la estabilidad tanto económica como empresarial de Suecia, solo influenciada de manera leve por depreciaciones de su moneda, la corona sueca, muy ligada a la evolución del euro. Sus bolsas están compuestas por empresas de carácter exportador, por tanto, su comportamiento va a depender en cierta manera de su divisa.

ANÁLISIS MACROECONÓMICO

La economía sueca, como se ha comentado anteriormente, es totalmente exportadora con empresas de alta tecnología, farmacéuticas, papeleras, automovilísticas o consumo discrecional, que poducen bienes de alta calidad, por tanto, no es un país productor de activos baratos, sino de activos de calidad.

La economía escandinava, como consecuencia de su dependencia exportadora a Europa, se contrajo durante la crisis financiera internacional, y sobretodo durante la crisis de la zona euro. Una vez apaciguadas ambas “tormentas económicas”, la economía crece de forma sólida apoyada por el crecimiento de la demanda interna y por el alza de las exportaciones a Europa, motivadas en parte por la depreciación durante los últimos años de la corono sueca. Tras elevarse a 4,2% del PIB en 2015, el crecimiento económico sueco se ralentizó ligeramente al 3,6% debido a la estabilidad de la demanda interna una vez ya eliminadas todas las consecuencias de la crisis económica.

La economía sueca es próspera a pesar de la desaceleración del crecimiento. En 2016, el consumo y las inversiones se mantuvieron y la depreciación de la corona , como hemos comentado, estimuló las exportaciones. Tras un 2014-2015 en que se mantuvo en un canal lateral, la moneda escandinava se comportó de manera bajista durante la primera mitad del pasado año, vólviendose a comportar de forma similar durante este 2017. Para este año, estimamos que puede comportarse de forma parecida a como lo hizo en 2016, viéndose beneficiados los inversores de la zona euro que se aprovechen de la previsible subida del par EUR/SEK debido a que podrán obtener ganancias tanto de la propia inversión como del tipo de cambio.

Las finanzas públicas están saneadas y el sector bancario está bien capitalizado, con gigantes como Nordea Bank. Sin embargo, el endeudamiento de los hogares es elevado y los precios inmobiliarios siguen en alza, aumentando el riesgo de una burbuja inmobiliaria. El gobierno ha implementado por ello nuevas reglas para limitar los préstamos hipotecarios, lo que perjudica a los beneficios de los bancos que no viven sus mejores momentos, aunque sí se encuentran con buena salud, como hemos comentado. El presupuesto para 2017 prevé el aumento del gasto en educación, facilitando el acceso a Internet en las zonas rurales y promoviendo la investigación e innovación. Este alza del gasto público será compensado por ingresos fiscales más elevados debido al aumento del impuesto sobre sociedades y al aumento de los impuestos sobre el alcohol y los carburantes. A pesar de una coyuntura económica favorable, la coalición de centro-izquierda cada vez es más criticada, sobre todo por los empresarios que están viendo cómo sus beneficios se reducen en 2016 a pesar del aumento de exportaciones y ventas.

La tasa de desempleo (6,9%), aunque ha bajado, sigue siendo un tema de preocupación afectando en especial a los jóvenes, con una situación similar a la española, salvando las distancias en cuanto a riqueza, salarios o nivel de vida.

En cuanto a los sectores de la economía, Suecia es un país dónde predominan sobre todo el sector terciario y secundario, con empresas líderes en ventas en su sector, como pueden ser Volvo, Ikea, H&M o la farmacéutica Astrazéneca. Por sectores destacamos:

  • La agricultura representa 1,3% del PIB y emplea a menos 2% de la población activa. Aunque, la representación de este sector sea la menor en relación al PIB, la producción agrícola sueca permite casi por completo la autosuficiencia alimenticia del país. Además, el país nórdico tiene autosuficencia también en recursos natuales debido a una gran riqueza de recursos naturales: bosques, hierro, plomo, cobre, zinc y energía hidroeléctrica.
  • El sector de la industria aporta algo más de un cuarto del PIB y emplea a casi un quinto de la población activa. Está dominado por grupos como Volvo, Saab, Ericsson, AstraZeneca, Electrolux, Ikea, H&M, etc. Las principales actividades de producción suecas son el procesamiento de madera, el papel, el equipamiento electrónico, el procesamiento industrial de alimentos, los productos farmacéuticos, etc. Los nuevos sectores de la tecnología, farmacia y la biotecnología tienen una importancia significativa en la economía.
  • El sector terciario emplea a cerca de 80% de la población activa y representa más de 73% del PIB, impulsado por las telecomunicaciones y el equipamiento informático, ganando cada vez más peso el turismo de alto nivel adquisitivo.

 

MERCADO BURSÁTIL SUECO

El principal índice del mercado bursátil del país escandinavo es el OMXS30, que aglutina a las 30 empresas cotizadas más importantes y líquidas de Suecia. Sorprendentemente no se encuentra IKEA, no porque no esté entre las 30 grandes, sino por el simple hecho de que no se ha estrenado en ningún mercado bursátil.

La bolsa sueca fue comprada por NASDAQ, al igual que el resto de bolsas escandinavas (bolsas de Copenhague, Estocolmo, Helsinki, Reykjavik, Riga, Tallinn y Vilnius) formándo el mayor conglomerado bursátil relacionado con la tecnología y la innovación. Aglutina empresas grandes, como Volvo, Astrazeneca, H&M, Nordea Bank, Ericsson o Tele2.

El OMXS30 empezó en 2016 una tendencia alcista bastante gradual, como casi todo en la economía sueca, que sigue en el presente año. El índice de referencia dejó atrás las caídas de 2015 que lo llevó a los 1200 pb. A partir de mayo del año pasado el selectivo sueco comenzó su particular escalada hasta llegar a día de hoy a niveles de dos resistencias importantes. Si sigue con el mismo comportamiento, tendrá fundamentos para batir dichos niveles, e ir con fuerza hacia los máximos marcados a finales de 2014-principios de 2015. Otra razón por la que creemos que el índice puede seguir con dicha tendencia alcista, es la debilidad de la corona sueca provocando que las empresas sean más competitivas y aumenten sus beneficios debido al incremento de las exportaciones a las empresas y consumidores de la zona euro.

A continuación, pasamos a analizar tres valores que observamos con potencial de revalorización en un medio-largo plazo en dicho índice. Estas empresas serán de sectores y tamaños diferentes, yendo de Volvo a Getinge, pasando por Svenska Cellulosa.

VOLVO

La gigante automovilística sueca experimenta un gran año en bolsa, debido en parte a la buena aceptación de sus nuevos modelos en el mercado, y al futuro acuerdo con Google para introducir nuevas tecnología en el interior de los automóviles.

Volvo posee EBIT crecientes durante todos los años estudiados creciendo a un ritmo constante, con un aumento esperado 2017 mayor al de los años anteriores. Así como, presenta una reducción de su deuda neta con respecto a su equity, además de tener un PER cada vez menor para los próximos años, alrededor de 15. Con respecto a su sector, observamos que la empresa sueca crece y obtiene una rentabilidad por encima de su sector, con un valor muy similiar y con un riesgo mucho menor al de sus competidores (MAN, Ferrari, etc).

Con respecto a su análisis técnico, hay que destacar el excelente comportamiento en este 2017, cercano a una revalorización del 35% en apenas 5 meses. Tras estar en una tendencia lateral durante 2 años y medio, Volvo empezó su particular senda alcista en el segundo semestre de 2016 con una revalorización hasta el día de hoy de aproximadamente un 85%. En la actualidad, cotiza cercano a máximos marcados hace un par de meses, por lo que quizá esté un poco agotada. Aun así, si la compañía sigue innovando y realizando buenos modelos de coche y camiones seguirá con dicha tendencia alcista.

SVENSKA CELLULOSA

La principal empresa sueca de bienes de consumo y pulpa y papel manufacturado  se comporta de forma muy aceptable en bolsa durante este 2017 con una year to date del 19,5%.

La empresa que ha visto reducido su beneficio en 2016 principalmente por la depreciación de la corona, tiene unos ratios de deuda bastante saneados, además de que para 2017 y siguientes se espera que vuelva a la senda del crecimiento, con unos resultados mayores a los de 2014 o 2015. Con respecto a su sector, la compañía tiene un riesgo bastante menor en comparación con su sector, así como un crecimiento por encima de la media de éste. El principal inconveniente es que quizás se encuentre un poco sobrevalorada con respecto a sus homólogos. Además, está en la cartera de los principales ETFs y fondos de inversión que invierten en países nórdicos.

En cuanto a su análisis técnico, destacar el mencionado comportamiento alcista experimentado en 2017. A finales del pasado año, la empresa rompió el canal lateral donde estaba ubicada, con un crecimiento gradual durante el presente año. En la actualidad se encuentra en máximos, pero si consideramos sus fundamentales y el liderazgo que posee en el sector en su país podemos decir que tiene muchas posibilidades de seguir con su tendencia alcista lo que resta de año.

GETINGE

La empresa escandinava del sector salud se encuentra bastante infravalorada en la actualidad a pesar de no obtener los resultados que se esperaban en 2016. Se estima que en 2017 y siguientes la empresa vuelva a tener resultados crecientes superiores a los de años anteriores, todo ello conjugado con una reducción de la deuda neta por debajo de su equity hace pensar en buenas perspectivas de futuro. Además, el negocio que desarrolla Getinge tiene bastante opciones de ser más rentable todavía en el futuro con una población sueca cada vez más envejecida y demandante de cuidados sanitarios. En comparación con su sector la empresa se encuentra bastante infravalorada, con cierto riesgo en relación a sus competidores.

Con respecto a su análisis de precio, observamos cómo la empresa se encuentra en niveles bastante bajos aunque con un rendimiento este año de un 24%. La firma sueca abandonó a finales del pasado año la senda bajista que experimentaba durante todo el 2016. La acción desarrolla subidas con pendientes bastante acentuadas (MACD y Estocástico en sobrecompra). Si supera la resistencia situada en niveles de cotización actual, estimamos que la empresa seguirá subiendo de una forma notable ya que en nuestra opinión, Getinge se encuentra por debajo de su valor en todos los ámbitos.

ETFs

Un aspecto muy importante de los mercados suecos es que son muy estables, con poca volatilidad, y que cuando crecen lo hacen de forma bastante gradual y continua con pocos sobresaltos. Por tanto, si como inversores prefieren no arriesgarse en introducirse en ninguna acción del OMXS30, una opción bastante interesante sería los ETFs que replican exclusivamente el mercado sueco, o bien que replican éste  junto con el mercado noruego, danés o finlandés. A continuación, presentaremos dos ETFs:

iShares MSCI Sweden ETF

Es el único ETF que actualmente está disponible que invierte el 100% de su capital en valores del mercado sueco, siendo el ETF e incluso “fondo” más apropiado para los inversores que estén interesados en abarcar un conjunto importante de valores de los índices suecos más importantes. La gestión se centra en seleccionar valores con crecimiento en resultados y en precio que estén dentro de MSCI Sweden Index. Los tres grandes sectores que engloba el activo son industrial, financiero y consumo discrecional.

El comportamiento en este 2017 está siendo bastante positivo con una YTD del 11,84%, por encima del OMXS30. El activo tiene una resistencia en niveles cercanos a los 35 dólares (cotiza en EEUU). Veremos en próximos períodos si bate estos niveles (presentes desde 2015). En nuestra opinión, si sigue con el mismo comportamiento tendrá bastantes opciones de batirlo e ir atacando siguientes resistencias.

 

Global X FTSE Nordic 30 ETF

Trata de obtener resultados gracias a la evolución del precio de acciones que cotizan en el FTSE Nordic Index. Por tanto, no es un ETF que centre su inversión exclusivamente en valores suecos, sino que engloba los principales valores de los mercados nórdicos. Focaliza su actividad en acciones suecas, danesas, noruegas y finlandesas que sean de gran capitalización y liquidez. El activo es bastante apropiado para inversores que quieran invertir en el norte de europa pero que prefieran diversificar su inversión en varias acciones de dichos países, aunque con una exposición a Suecia de aproximadamente el 50% de la inversión. Las principales posiciones del ETF a finales de 2016 incluyen la farmacéutica noruega Novo Nordisk ,  el banco sueco Nordea Bank, y la gigante sueca del textil Hennes & Mauritz (H&M).

En cuanto a su evolución, destaca el cambio de tendencia que ha experimentado en este segundo trimestre de 2017, abandonando la tendencia bajista que llevaba desde 2014. En las próximas sesiones, veremos si rompe la importante resistencia situada en los 22,60 dólares. Si supera dicho nivel consolidará, en nuestra opinión, la tendencia alcista.