YELLEN ASUME LA RESPONSABILIDAD


Cuando todo está confuso siempre es necesario una voz que de serenidad, y este papel lo protagoniza y muy bien la Presidenta de la FED, Janet Yellen. Ayer salió a ordenar lo que había desordenado semanas atrás Mario Draghi, cuando no realizaba las medidas que tanto había proclamado y quedándose a mitad de camino, quizás porque se encontró sujeto por el poder alemán.

Pese a que no todos los indicadores macroeconómicos impulsaban a la subida de tipos de interés y no sea una medida que a priori vaya a animar a los mercados bursátiles, entendió que era lo que realmente la economía necesitaba.
A que nos referimos cuando decimos que no todo era a favor de la subida de tipos de interés. Encontramos datos macroeconómicos no favorables principalmente en el crecimiento salarial donde se observa que la caída producida durante este ejercicio, el cual se situaba en 5.1 en enero y el último dato obtenido es de 3.66 .

LUCAS 1

Otro dato a destacar es la caída sufrida por el Producto Interior Bruto del país en los dos últimos trimestres, de igual manera que los datos de PMI manufacturero se encuentran en mínimos de los últimos tres años.

LUCAS 2

Sin embargo pese a no tener todos los vientos a favor la medida optada por la FED es más que acertada.
Analicemos las palabras de la presidenta y el objetivo de las nuevas medidas.
La presidenta se apoya en la buena situación en la tasa de desempleo del 5% y la inflación también muy positiva atendiendo al objetivo del comité de estar cercano al 2%.
Se producía por tanto la subida de tipos de interés, hecho que no sucedía desde hace casi diez años, de 25 pb y terminando de esta manera el fin del dinero a coste cero.

La FOMC argumentaba que dado el panorama económico y reconociendo el tiempo necesario para que las acciones de política que afectan a los futuros resultados económicos decidían elevar el rango objetivo para la tasa de fondos federales a 0.25-0.5 por ciento.
Para el año que viene la intención de la Reserva Federal según las propias palabras de la Presidenta es “aumentar un 1% de forma gradual conforme la economía vaya reaccionando de forma correcta”, marcando como objetivo un tipo de interés de 1.4% para 2016, 2.4% en 2017 y 3.3% en 2018.

LUCAS 3

El objetivo que se marca la FED y el motivo principal por el que realiza la medida se debe a la situación en renta fija y la curva de tipos. Se pretende controlar la situación en renta fija, provocada por la política de tipos cero, que había hecho que se descontrolase como consecuencia de la huida de productos de renta fija de alta calificación hacia productos High Yield buscando rentabilidad, y ahora como consecuencia de la esperada subida de tipos sucedía lo propio con estos productos más arriesgados.
Se podría esperar que las bolsas quedasen castigadas en un primer momento tras la medida pero lo sucedido es todo lo contrario, al mercado le ha sentado bien este proceso de normalización y tanto el cierre de los principales índices americanos como las aperturas europeas eran más que positivas.

Otro pensamiento del mercado era una caída abrupta del cruce de divisas entre el Euro y el Dólar. El Dólar salió fortalecido de la medida pero no tanto como se esperaba ya que el par que se encontraba en 1.094 antes de la intervención y abría hoy en 1.086, manteniéndose en los valores tras el movimiento producido con las palabras de Draghi.
Pero es importante echar la vista atrás y ver como se ha comportado la moneda norteamericana en anteriores subidas de tiposLUCAS 4El dólar cayó cuando se produjeron las subidas de tipos por parte de la FED, por lo que la historia contradice que la subida de tipos implique una fortaleza del dólar.
A pesar de que la historia tiende a repetirse, en nuestras carteras mantenemos controlados los activos en dólares con el objetivo de proteger el capital. Estaremos pendientes de su evolución para adaptarnos de manera óptima a la exposición a la moneda norteamericana.

LUCAS FIRMA