Morning Meeting 24.05.2018


Buenos días,

La sesión de ayer predominó por la inestabilidad general, donde Europa se llevó la peor parte sacudida nuevamente por la inestabilidad italiana y la retirada paulatina de posiciones por parte de los inversores, así como la presentación de unos datos macroeconómicos referentes a los PMIs bastante pobres y por debajo de lo esperado, en contraste con EEUU, quien sorprendió positivamente en este aspecto.

Jornada mixta en Asia, donde el Nikkei japonés encabezó las caídas durante toda la sesión, cerrando un 1,11% abajo, lastrado un día mas por sus empresas de mediana capitalización y especialmente el sector de la automoción, tras los rumores sobre la por la posible subida de aranceles a las importaciones de vehículos por parte de EEUU. En el resto de índices como el Kospi o el Hang Seng, el sector tecnológico mermó mucho las posibles subidas de la sesión, con una corrección ligera tras varias sesiones experimentando grandes subidas.

Nikkei 225 (-1,11%), Hang Seng (0,11%), CSI300 (-0,71%), Shanghai Composite (-0,45%), BSE Sensex (0,62%), KOSPI (-0,26%), S&P ASX (0,10%).

Por parte de las plazas europeas, el viejo continente se llevó la peor parte en la jornada de ayer. A la ya conocida inestabilidad política que genera el panorama italiano, se le sumó unos datos macroeconómicos que hacen replantearse a los inversores el verdadero estado de salud de las economías europeas. Los datos sobre PMI tanto manufacturero como de servicios, arrojaron cifras inferiores a las anteriores e incluso por debajo de las estimadas, lo cual refleja el enfriamiento y desaceleración del crecimiento económico europeo. Por todo ello, los índices bajaron en torno a un 1% de media, donde el Ibex luchara en lo que queda de semana para no perder el nivel de los 10.000 puntos.

IBEX (-1,12%), DAX (-1,47%), FTSE 100 (-1,13%), CAC 40 (-1,32%), EUROSTOXX (-1,27%), FTSE MIB (-1,31%).

Nueva jornada positiva para Estados Unidos, con sus tres índices avanzando posiciones y un S&P cada vez mas cerca de volver a registrar máximos históricos y volver a su senda alcista de cara a la segunda mitad del año. El clima empresarial se mantiene optimista, y los datos referentes a sus PMI siguen mejorando, demostrando la fortaleza de la economía norteamericana, defendida de forma férrea por las políticas proteccionistas de Donald Trump. Sin embargo, este es el principal riesgo al que se enfrenta Estados Unidos, y es señalado por directivos y analistas as nivel mundial: un proteccionismo desmedido, con agresividad por parte de Donald Trump, podría ser un arma de doble filo, estrangulando a la economía estadounidense con la falta de acuerdos comerciales a nivel mundial.

DOW JONES (0,21%), S&P 500 (0,32%), NASDAQ 100 (0,87%).