The Weekly Meeting 02.08.2016


2016-08-02 14_56_57-Clipboard 2016-08-02 14_57_17-The Weekly Meeting 02.08.2016.pdf - Adobe Reader

Durante la semana pasada todo eran buenos datos macroeconómicos y buenos resultados empresariales hasta el miercoles: Confianza empresarial y del consumidor en Europa y EEUU por encima de lo esperado, mayor venta de viviendas nuevas de lo esperado en EEUU y PIB de Reino Unido que a pesar del Brexit también era mejor de lo esperado.

Sin embargo a partir del miércoles por la tarde, con el dato de “pedidos de bienes duraderos en EEUU” saliendo bastante peor de lo esperado, al igual que la venta de las viviendas pendientes y los inventarios de crudo que aumentaban en lugar de reducirse como se esperaba; provocaban un ligero cambio de sentimiento en los mercados bursátiles haciendo caer ligeramente a Wall Street ese mismo día, y al resto de bolsas mundiales al día siguiente.

Ese mismo día a última hora la FED dejaba sin cambios los tipos de interés, no descartando su subida para septiembre, pero dando a entender a los analistas que había más opciones para que se produjera en diciembre si no sucedía nada extraordinario. Para terminar la semana con malas sensaciones se presentaba el dato del PIB en EEUU muy por debajo de lo esperado (1,20% frente al 2,60% esperado), dato claramente negativo pero que habitualmente es revisado al alza en los meses posteriores.

Comenzábamos esta semana con bastante fuerza alcista tras los test de estrés al sistema bancario europeo y el cierre “no negativo” de Wall Street a pesar del bajo crecimiento de su PIB (S&P500 +0,16% y Dow Jones 30 -0,13%). Precisamente las entidades financieras arrancaban la semana con subidas generalizadas, incluido Banca Monte dei Paschi di Siena que suspendió el test iniciaba la sesión subiendo más de un 5%, pero la cerraba en apenas +0,5%, siendo una de las pocas entidades que finalizaba la sesión en positivo.

Estamos viendo como los índices europeos se giran a la baja tras la decepción de los PMIs manufactureros, con la mayor contracción de este índice en Reino Unido de los últimos 7 años. Únicamente el PMI manufacturero de Alemania ha sido ligeramente mejor, siendo en el resto de Europa y EEUU peores de lo esperado.

Esta semana estamos pendientes de los bancos centrales de nuevo, tanto de Japón con la posibilidad de ampliar las medidas anunciadas la semana pasada, como de Reino Unido que podría reducir esta vez si sus tipos de interés el próximo jueves.

Durante estos dos días de semana se ha dejado notar la decepción de los inversores de renta fija con el Banco de Japón, al no reducir de nuevo los tipos de interés, lo que habría impulsado un poco más el precio de los bonos. Gracias a ello se está sintiendo un cambio de localización de esta renta fija hacia Europa gracias a su programa de compra de bonos tanto públicos como corporativos.

Debido a la incertidumbre y volatilidad de estos días, ya habitual en los meses de agosto, la plata y el oro continúan su senda alcista por el momento (+2,8% y +2,5% respectivamente), respetando el soporte de los 1300$ en el caso del oro.

El que lleva peor evolución es el petróleo (-6,7%), que continúa desde hace dos meses bajista buscando alguna zona que actúe de soporte, y que podrían ser los 38$ el barril de crudo, repitiendo el comportamiento del pasado agosto 2015.

 

  • Mucha atención al aspecto técnico del DAX, aunque esperemos su rotura, siempre tendemos que estar pendientes de todos los puntos de vista tanto fundamentales como técnicos.

2016-08-02 14_49_58-Clipboard

The Weekly Meeting 02.08.2016