Weekly Meeting 03.07.2017


Semana con muy pocos datos económicos de interés, que a priori da a entender una semana tranquila. Lejos de esta apariencia tranquila observamos grandes movimientos derivados de las palabras de los principales bancos centrales.

La semana en cualquier caso se cierra en negativo para las principales bolsas europeas y estadounidenses, y plana para las bolsas asiáticas, en la que se observó una fuerte venta de bonos soberanos.

ASIA

Cierre plano para las principales bolsas asiáticas, en una semana donde no le afectaron las palabras de los distintos bancos centrales, observando una masiva venta de bonos soberanos.

En cuanto a datos macroeconómicos de relevancia destacamos las ventas minoristas de Japón, las cuáles no fueron positivas debido al descenso sufrido (2,0% vs 2,6% esperado), el IPC subyacente que se desaceleró y se situó en 0,0% frente al 0,2% previsto, y la producción industrial también se situó ligeramente por debajo de lo esperado.

Por otra parte en China destacamos el PMI manufacturero y no manufacturero que se situaron en 51,7 y 54,9 respectivamente, siendo el esperado 51,0 y 54,9.

EUROPA

Cierre con descensos para los índices europeos, que comenzaban la semana en positivo lideradas por los bancos tras el acuerdo bajo el cual el mayor banco minorista de Italia, Intesa Sanpaolo, asumiría los activos restantes de los quebrados Popolare di Vicenza y Veneto Banca.

Destacamos también las palabras de Mario Draghi, que impulsó a la divisa euro e hizo que los bonos europeos cayeran con fuerza, disparándose así sus rentabilidades al alza. Mario Draghi dijo que “las fuerzas deflacionarias han sido reemplazadas por las inflacionistas” y que la recuperación de la eurozona se ha “fortalecido y ampliado”, con un crecimiento “por encima de la tendencia”.

En cuanto a referencias macro destacamos los datos del IPC anual de España, el cual se situó en el 1,5% frente al 1,6% esperado, el IPC de Alemania que estuvo por encima de lo esperado, y el IPC de la Eurozona que se situó en 1,3% frente al esperado de 1,2%. Mientras tanto el PIB de Reino Unido se situó en línea con lo previsto por los inversores.

EEUU

El mercado americano también terminó la semana con recortes, más acusados si los medimos en euros (-2,3%) que en dólares estadounidenses (-0,5%) ya que uno de los factores que ha dominado la semana es la fuerte subida del euro frente al dólar o al yen.

Durante la semana observamos el aplazamiento del voto del proyecto de reforma de atención médica que reemplazará al “Obamacare”, y el FMI advirtió que la demora de Trump en implementar su política monetaria le hizo bajar de 2,3% a 2,1% sus previsiones de crecimiento de la economía de Estados Unidos este año.

Por último destacamos los datos del producto interior bruto de EEUU, que creció a un ritmo anual del 1,4% en el primer trimestre, dos décimas más que el cálculo anterior, impulsado por la revisión al alza del gasto de los consumidores, que supone dos tercios de la actividad económica y creció un 1,1%.

 

Descargar “The Weekly Meeting 03.07.2017”