Weekly Meeting 05.06.2017


Tras cinco sesiones de debilidad, las bolsas recuperan con buen ritmo gracias a algunos buenos datos macroeconómicos y con la esperanza de que los bancos centrales sigan apoyando la estabilidad y la tranquilidad en los mercados.

ASIA

Semana de menos a más en los mercados asiáticos, que acabaron sorprendiendo y cerraron con máximos de dos años, con el Nikkei por encima de los 20.000 puntos. En la semana el yen sufrió ligeros recortes y la renta variable se benefició de ello.

Durante la semana ciertos medios de comunicación chinos alertaban de posibles turbulencias de liquidez en junio, debido a una subida de tipos de interés de Estados Unidos y a diversos controles del sector bancario del país chino.

En cuanto a los datos macroeconómicos destacamos en Japón los sorprendentes datos de las ventas minoristas y la producción industrial. Por el contrario el PMI manufacturero de China decepcionó y cedió más de lo esperado, situándose en 49,6 frente al esperado de 50,1.

EUROPA

Las bolsas europeas se anotaron un cierre positivo semanal encabezadas por el DAX, que el pasado viernes conquistó nuevos máximos históricos.

La banca que acogía con resignación el posible retraso en las subidas de tipos, celebró los rumores sobre un inminente acuerdo entre la Comisión Europea y el Estado italiano que permitirá la inyección de fondos públicos en el Monte Dei Paschi por el carácter sistémico de la entidad. Este acuerdo daría un respiro a otras entidades transalpinas como Veneto o Banca Popolare de Vicenza que precisamente esta semana solicitaron una inyección de capital para cubrir sus déficits de capital.

En cuanto a referencias macroeconómicas, los datos de confianza PMI finales de mayo confirmaron el buen momento de la economía europea. Sorpresa también positiva para las cifras en España, en máximos de cuatro meses. Las cifras son coherentes con un crecimiento del PIB en la Eurozona en este segundo trimestre cercano al 0,8% trimestral. A favor de esta mejora está la menor incertidumbre política, tras el resultado electoral en Francia.

EEUU                                                                                                                

Los principales índices de Estados Unidos cerraron la semana en positivo, viendo nuevos máximos históricos otra vez, y reaccionan en positivo aupadas a un sector minorista que celebra las nuevas contrataciones y el aumento de los gastos personales. Por su parte el crudo vuelve a desplomarse tras conocerse el aumento de producción de la OPEP y las petroleras cierran los índices acompañando al sector financiero.

El libro beige de la FED avisa sobre la disminución del ritmo de crecimiento, el deflactor del consumo se reduce y las subidas de tipos parecen alejarse un poco.

Los datos de empleo conocidos el viernes decepcionaron pese a que la encuesta del jueves apuntaba a una cifra muy por encima de la obtenida en los datos oficiales. Se esperaban por encima de los 200.000 empleos y se situó en 138.000. Por su parte la tasa de paro se rebajó del 4,4% al 4,3%.

 

Descargar “The Weekly Meeting 05.06.2017”