Planificación Patrimonial

La planificación patrimonial es el desarrollo de un proyecto detallado en el que se plasman unos objetivos financieros de un individuo. En él se seleccionan y ejecutan las mejores estrategias coordinadas para lograr estos objetivos marcados. 

El principal objetivo de la planificación patrimonial es conseguir un equilibrio entre los recursos futuros y las necesidades. Para elaborar una buena gestión del patrimonio es necesario hacer una correcta planificación patrimonial. 

Para lograr éxito en la planificación patrimonial se debe elaborar un plan global, personalizado, constante y dinámico. La planificación patrimonial pretende diversificar los riesgos y adaptar los cambios dependiendo de las circunstancias personales y económicas del inversor. 

Áreas de la planificación patrimonial 

La planificación patrimonial debe estar enfocada integralmente sobre las necesidades del cliente. A la hora de ejecutar un plan sobre el patrimonio de un individuo, hay que tener en cuenta múltiples variables, ámbitos y contextos que pueden influir a largo plazo. La planificación patrimonial engloba los siguientes servicios: 

    • Planificación patrimonial. Se tienen en cuenta los activos financieros, activos inmuebles, empresas familiares, obras de arte y todos los bienes susceptibles de generar un rendimiento económico futuro. También se tienen en cuenta los detalles, problemas o particularidades de cada activo, que pueden modificar su valor. 
    • Jubilación. Se elabora un plan integral para planificar la jubilación. Las necesidades una vez la persona se jubila vendrán determinadas. Por un lado, por los ingresos que dispone la persona jubilada, siendo la pensión pública la principal fuente de ingresos mayoritariamente. Por otra parte, el nivel de nivel que se pretende mantener tras acabar la vida laboral activa. 
    • Planificación fiscal. En la planificación patrimonial se elabora un análisis sobre las operaciones necesarias para lograr proporcionar el mayor beneficio fiscal al individuo. Siempre se busca la mejor optimización tributaria.
    • Planificación sucesoria. En este ejercicio se le da mucha importancia a una correcta configuración del plan sucesorio, ya que hay muchas variables a tener en cuenta, como son los aspectos legales o fiscales. Ambas partes tienen una gran importancia e influencia en la estructura de sucesión. 

Objetivos de la planificación patrimonial 

La planificación patrimonial consiste en determinar con qué estructura jurídica se van a organizar los bienes de una persona para lograr el máximo rendimiento en el futuro. El principal objetivo de la planificación patrimonial es reducir los riesgos que repercuten al patrimonio, para transferirlos eficazmente de forma generacional. 

Respecto a los riesgos comentados con anterioridad, se deben destacar los siguientes: 

  • Inflación. 
  • Devaluación. 
  • Confiscación. 
  • Voracidad fiscal. 
  • Doble tributación. 
  • Problemas sucesorios. 
  • Problemas judiciales por parte de terceros. 
  • Inestabilidad política. 
  • Inseguridad jurídica. 

Dependiendo del tipo de activo, fundamentalmente, del país de residencia del propietario, algunos de estos riesgos pueden tener mayor relevancia que otros. 

Cómo Hacer la Planificación Patrimonial

Por lo general, la planificación patrimonial comienza con un recuento del estado financiero de la persona implicada, a continuación, se elabora una previsión de los futuros gastos, ingresos y riesgos a los que se puede enfrentar. Por ello, se intenta estimar:

  • Nivel de ingresos actual. 
  • Previsión de ingresos futuros. 
  • Previsión de gastos corrientes futuros. 
  • Previsión de gastos extraordinarios futuros. 
  • Capacidad de ahorro. 
  • Contribuciones por jubilación, minusvalía o indemnizaciones
  • Contribución previsión sanitaria. 

Para ejecutar la planificación patrimonial se suelen tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • Balance general del cliente: lo que tiene actualmente. 
  • Elaboración de objetivos realistas. 
  • Planificación financiera. Cómo lograr alcanzar los objetivos. 

planificacion patrimonial herramientas

Herramientas de planificación patrimonial 

La planificación patrimonial se puede elaborar a través de la compra de activos o con la creación de una estructura jurídica. Lo segundo es más eficiente, pero lo cierto es que no está al alcance de todos. Si el objetivo de las personas es de tipo impositivo, la planificación patrimonial se puede tratar desde la adquisición de nuevos activos financieros exentos de impuestos, una posibilidad existente en casi cualquier jurisdicción. 

Por otro lado, si se busca un mayor grado de privacidad, se puede invertir en activos no financieros, por ende, no están sujetos al intercambio de información entre países (inmuebles, joyas, coches, obras de arte, etc.). Cuando el principal objetivo es buscar mayor seguridad jurídica o resolver cuestiones sucesorias de protección de activos, la planificación debe estar más estructurada jurídicamente, en este caso, la inversión de activos físicos no es lo más recomendable. 

Las herramientas legales que engloba la planificación patrimonial envuelven desde la confección de un testamento hasta la mudanza internacional, pasando por la creación de nuevas sociedades, fundaciones y fondos de inversión familiares. Algunas de estas herramientas permiten una sucesión más ordenada, además otorgan ventajas impositivas a quienes las emplean. 

Lo más importante a la hora de elaborar una planificación patrimonial es tener en cuenta las particularidades, objetivos y necesidades del cliente. Además, analizar los riesgos a los que se puede enfrentar y analizar en profundidad la legislación de cada país puede evitar problemas y errores futuros. 

Cuándo es importante realizar una planificación patrimonial

Generalmente, los clientes que necesitan una planificación patrimonial son aquellos que cuentan con una gran cantidad de patrimonio. No obstante, la mayoría suelen plantear una planificación patrimonial para evitar la existencia de impuestos altos, ante las siguientes justificaciones: 

  • El activo principal es una empresa familiar. 
  • Existen conflictos internos en la familia. 
  • Algún heredero es incapaz de gestionar el patrimonio. 
  • Problemas de liquidez. 
  • Problemas o riesgos que se desean mitigar por falta de seguridad jurídica. 

Existen dos enfoques generalistas por los que es conveniente ejecutar una planificación patrimonial. Por un lado, gracias a este ejercicio se calculan los impuestos del patrimonio, los impuestos sobre la herencia y se logra estructurar los gastos de la misma. La planificación patrimonial ilustra al cliente sobre las ventajas que conlleva ante el patrimonio ciertos ahorros fiscales. 

En Aspain 11 Family Offices somos conscientes de que en muchas ocasiones el principal incentivo de una familia es la gestión de la empresa familiar. Por este motivo, trabajamos con la finalidad de proteger todos los activos que la engloban, configuramos protocolos familiares, planes de sucesión, métodos de retribución entre los accionistas, etc. Nuestro propósito es crear una estructura transparente para todos los miembros que forman parte de la sociedad. 

La planificación familiar tiene un amplio rango de acción y complejidad, desde Aspain 11 Family Offices recomendamos acudir a un profesional especializado, con el objetivo de obtener mayor rendimiento y reducir la carga impositiva de las inversiones. En Aspain 11 Family Offices podemos ayudarte. Si deseas un asesor de planificación patrimonial, no dudes en contactar con nosotros. 

Call Now Button