¿Cómo rentabilizar mi dinero?

Dada la situación de bajos tipos de interés en la que nos encontramos, los tradicionales depósitos bancarios han dejado de ofrecer rentabilidad. Incluso algunos bancos han comenzado a cobrar por mantener nuestros ahorros en liquidez. A esto se le suma la inflación, la cual va erosionando el valor adquisitivo de nuestro dinero si no lo invertimos y obtenemos una rentabilidad. Pero ¿cómo rentabilizamos nuestros ahorros? Seguramente, la primera opción que nos viene a la cabeza son los activos bursátiles, “la bolsa”, aunque junto a esta idea irá acompañada otra que aluda a la volatilidad, al riesgo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay multitud de activos de inversión donde canalizar nuestros ahorros. Por ello, lo primero que deberíamos plantearnos sería pedir consejo, buscar un buen asesor financiero que nos aconseje y nos guíe.

Lo primero: conoce tu perfil como inversor…

También tenemos que tener claro nuestro perfil de riesgo como inversor, ya que dependiendo de esto un producto será más adecuado que otro. A pesar de que en el Family Offices contamos con parrillas de selección de todo tipo de productos de ahorro -Planes de pensiones, PPA, Seguros de rentas, Seguros de ahorro, Unit Linked…etc-, así como con acuerdos con entidades aseguradoras de primer nivel de ámbito nacional e internacional, el instrumento de ahorro e inversión con el que nos sentimos más cómodo son los fondos de inversión. De hecho, las trabas impuestas por el actual Gobierno en cuanto a limitaciones en las deducciones que gozan los planes de pensiones individuales, desde 8.000 euros a los 2.000 actuales, restan atractivo a esta clase de instrumentos. Con todo, veremos algunos de los productos mencionados para conocer bien nuestras alternativas, y veremos por qué por nuestra parte nos decantamos más por los fondos de inversión.

Planes de Previsión Asegurado (PPA)

como rentabilizar mis ahorros

Los planes de previsión asegurados (PPAs) son un vehículo de ahorro a largo plazo con unas características y un régimen muy similar al de los planes de pensiones. La principal diferencia es que los planes de pensiones están instrumentalizados en fondos de pensiones, mientras que los planes de previsión asegurados se integran en una póliza de seguros. Las principales figuras son el tomador (el contribuyente), el asegurado (que coincide con el tomador) y el beneficiario (en caso de fallecimiento pueden ser terceras personas designadas por el tomador). Los planes de previsión asegurados deben tener una rentabilidad garantizada mediante técnicas actuariales. Es otra diferencia con los planes de pensiones, los cuales pueden tenerla (caso de los planes garantizados) o pueden no tenerla. Los derechos acumulados gozan de movilidad, bien hacia otro PPA o bien hacia otros productos de previsión privada como planes de pensiones. A diferencia de estos últimos, los derechos acumulados no son embargables hasta que no se produzca la causa que provoque su transformación en prestación. Contemplan para su rescate las mismas contingencias que los planes de pensiones: jubilación, incapacidad laboral, dependencia, fallecimiento, enfermedad grave y desempleo de larga duración.  Además, desde 1 de enero de 2015, podrán rescatarse aquellas aportaciones con una antigüedad mínima de 10 años (los primeros rescates podrán realizarse a partir de 1 de enero de 2025). Las aportaciones tienen los mismos límites que los planes de pensiones. De hecho, el límite máximo de aportación anual para un ahorrador aplica como límite conjunto. En territorio común, el conjunto de las aportaciones anuales máximas realizadas a los sistemas de previsión social incluyendo, en su caso, las que hubiesen sido imputadas por los promotores, que puedan dar derecho a reducir la base imponible general no podrá exceder de 2.000 euros. Ese límite de deducción de 2.000 euros podrá incrementarse en hasta 8.000 euros adicionales únicamente por contribuciones del empleador a favor del empleado a instrumentos de previsión social empresarial (planes de pensiones de empleo, planes de previsión social empresarial y mutualidades de previsión social).

Seguros de renta

Los seguros de rentas son un producto de ahorro que garantizan una renta periódica al titular hasta su fallecimiento a cambio de una prima única o de varias aportaciones (primas extraordinarias). Existen cuatro modalidades: renta vitalicia permanente, renta temporal, capital a fallecimiento o reversión de la renta a favor de los herederos. Las principales figuras son el tomador, el asegurado y el beneficiario. En este producto estas tres figuras recaen en la misma persona. La renta periódica podrá ser revalorizable o no revalorizable, y su cuantía dependerá del capital total aportado por el titular, así como de la rentabilidad del propio seguro. Tiene un régimen fiscal muy ventajoso, especialmente a partir de los 70 años en la modalidad de rentas vitalicias.

Seguros de ahorro

Los seguros de ahorro es un producto de inversión que ofrece una rentabilidad, que puede ser garantizada. El asegurado se compromete a abonar una prima periódica y se establece por contrato la fecha por debajo de la cual el dinero no se podrá rescatar. La prima podrá ser única o periódica. Una parte de las aportaciones están destinadas a una póliza que cubre el fallecimiento del asegurado. Se estructuran a través de un seguro de vida. En caso de insolvencia de la aseguradora, el capital está garantizado por el Consorcio de Compensación de Seguros, que establece los mecanismos para devolver el dinero a los ahorradores, aunque sin cantidades cubiertas en concreto. Permite el diferimiento fiscal. Con un seguro de ahorro no se pagan impuestos por la rentabilidad que vaya generando el ahorro durante el tiempo. Únicamente se tributa por el rendimiento del capital mobiliario, es decir, por los intereses que el dinero del cliente ha generado dentro del seguro. Las prestaciones se podrán recibir en forma de capital, de renta vitalicia o renta temporal. Dependiendo de la modalidad elegida se aplicará un tipo impositivo u otro. Las prestaciones que se pagan al beneficiario cuando fallezca del asegurado tributan por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Se puede establecer una cantidad fija que recibirán los herederos o un porcentaje de reversión de la renta a favor de los herederos, este porcentaje será establecido en el momento de la contratación.

Unit Linked

Un Unit Linked es un seguro de vida a través del cual se puede invertir el ahorro disponible en una cesta de fondos de inversión, bonos o acciones. Parte del capital desembolsado se destina al pago de la prima del seguro, mientras que el restante, que suele ser mayor a la prima, se invierte en una cartera de inversión. La principal característica es que es un producto flexible que se adapta al perfil de inversión del cliente. El tomador puede escoger el plazo de la inversión, el valor de la prima, las coberturas y la propia inversión de la prima. Las aportaciones se invierten entre fondos de una parrilla de fondos que ofrece el gestor. Son productos líquidos, en cualquier momento se pueden rescatar, si bien, puede que se establezcan comisiones de salida. Cuenta con un seguro de vida, que cubre fallecimiento, invalidez, jubilación o enfermedades graves. Se puede extinguir mediante rescate en vida en forma de renta vitalicia, o mortis causa. Existe el diferimiento en la tributación de los rendimientos generados. No se tributa hasta que se produce el rescate. Las cantidades percibidas por el rescate del seguro generan Rendimientos de Capital Mobiliario (positivos o negativos), que se integran en la base del ahorro compensándose con otros rendimientos de la misma categoría. Si el asegurado falleciera, los beneficiarios tributarán por el Impuesto de Sucesiones. Los Unit Linked con beneficiario irrevocable diferente al tomador están exentos del pago del Impuesto de Patrimonio. Las aportaciones no permiten deducciones. Permiten planificar una sucesión fuera de lo común. No forman parte de la herencia (masa hereditaria) y no se hacen públicos (siempre que el beneficiario sea diferente del tomador). Si el tomador es una persona jurídica, el producto queda excluido del balance, por lo tanto, no forma parte de los activos reclamables por los acreedores.

Una vez visto algunos de los diferentes productos que podemos usar para rentabilizar nuestros ahorros, ¿por qué preferimos los fondos de inversión? Por el lado del plazo de inversión, independientemente de cuando tengamos planeado disponer de parte o la totalidad de nuestro dinero ahorrado siempre pueden ocurrir imprevistos, por lo que la completa liquidez que ofrecen los fondos de inversión hace que sean los productos más interesantes desde este punto de vista. Teniendo en cuenta esto, no tendremos que esperar ni estaremos sujetos a que se dé ninguna contingencia para poder rescatar nuestra inversión a la hora de invertir en un fondo de inversión. En cuanto a nuestro perfil de riesgo, la amplia gama que nos ofrece el universo de fondos de inversión hace posible adaptar la inversión a cualquier perfil. Esto nos va a permitir canalizar nuestro dinero hacia productos de renta fija, renta variable, o mixtos, con más o menos volatilidad, en función de nuestra aversión al riesgo. Al igual que los planes de pensiones los fondos de inversión son traspasables, por lo que en el caso de que nuestro perfil cambie, podemos traspasar nuestra inversión desde un fondo a otro. Desde el punto de vista de la rentabilidad, mirando en líneas generales, los fondos de inversión también se imponen a los planes de pensiones, por ejemplo. Aunque rentabilidades pasadas no garantizan futuras, el rendimiento histórico medio ofrecido por los fondos de inversión frente a los planes de pensiones, comparando mismas categorías, es superior y con unas comisiones de gestión similares.

Te puede interesar...

holding empresarial

Holding Empresarial

Índice de contenidos1 En qué consiste y motivos de su creación2 Cómo se constituye un Holding empresarial2.1 Sociedad nueva2.2 Sociedad existente3 Principales requisitos4 Tipos de Holding Empresarial que existen5 Beneficios de un Holding Empresarial5.1 Deducciones fiscales5.2 Economía empresarial de Escalas5.3 Compensación de pérdidas entre el grupo5.4 Reducciones de impuestos5.5 Ampliación de posibilidades de expansión y

Leer más »
asesor financiero

Asesor financiero

Índice de contenidos1 ¿Qué es un asesor financiero?1.1 Un profesional con características muy específicas2 Funciones de un asesor financiero2.1 Asesor financiero en una empresa2.2 Asesor financiero en un banco2.3 Asesor financiero independiente Algunos cambios inesperados en la economía pueden perturbar el funcionamiento del sistema empresarial. En muchos casos, hasta el punto de producir una crisis

Leer más »

CURVA DE TIPOS E INDICADORES ADELANTADOS

ECONOMÍA EE. UU. La reunión de marzo de la Reserva Federal estadounidense se saldó finalmente con una subida de 25 puntos básicos en los tipos de referencia -horquilla 0,25%-0,50%-, con una corrección en las estimaciones de crecimiento -4% reunión de diciembre vs 2,8% reunión de marzo-, una revisión al alza en cuanto a la inflación

Leer más »
Call Now Button