Planes de pensiones indexados: qué son

Actualmente, contar con un buen plan de ahorros resulta fundamental. Para seleccionar el plan de pensiones más adecuado, primero hay que conocer qué es y para qué sirve. Un plan de pensiones es una herramienta de ahorro a largo plazo. 

Para promover este tipo de ahorro, el gobierno instauró un beneficio fiscal, de tal forma que los propietarios pueden desgravar en su declaración de la renta anual el importe que aporta el plan de pensión con un máximo de 8.000€ al año.

Por otro lado, el dinero aportado no se puede rescatar hasta pasados 10 meses como mínimo de la primera aportación. En un principio, para recuperar la inversión se debía esperar a la jubilación, pero hace unos años tras la crisis económica el gobierno cambió el plazo a 10 años. Por tanto, el beneficiario debe tener en cuenta que el dinero aportado no se puede obtener en un período corto de tiempo. 

Tras conocer qué es un plan de pensiones, hay que profundizar en el plan de pensiones indexado. Sin duda, un producto muy significativo en el actual panorama financiero. 

El plan de pensiones indexado es muy parecido al plan de pensiones tradicional, la principal diferencia reside en la inversión. Generalmente, los planes de pensiones indexados invierten en fondos índice y ETF’s de bajo coste. Por tanto, las comisiones obtenidas son más bajas e inferiores a las tradicionales. Se debe tener en cuenta, que las comisiones pagadas a la entidad gestora determinan directamente el rendimiento que posteriormente se logrará. 

Además, el interés compuesto juega un papel fundamental en los planes de pensiones indexados. Cada euro de más que el cliente paga en las comisiones, se verá reflejado en el rendimiento del plan de una forma considerable a largo plazo. 

Sólo con las diferencias en las comisiones anteriormente destacadas, las posibilidades de aumentar la rentabilidad a largo plazo se disparan. Además, los fondos indexados han demostrado ser más eficientes y rentables que los gestionados tradicionalmente por las entidades bancarias.

Ventajas de los planes indexados

Los planes de pensiones indexados aportan las siguientes ventajas a los clientes: 

  • Comisiones más reducidas. 
  • Flexibilidad en las aportaciones, se pueden generar mensualmente, trimestralmente o semestrales. 
  • Son productos traspasables. 
  • La inversión se puede diversificar. 
  • Se ha comprobado que la rentabilidad es mayor. 
  • Aumentan los beneficios fiscales.

Inconvenientes de los planes de pensiones indexados

Como todos los productos financieros, los planes indexados también tienen algunas particularidades negativas. 

  • Solo se puede rescatar el dinero tras pasar 10 años de su inversión. 
  • El cliente debe pagar IRPF tras rescatar el dinero de golpe. Por esta razón, es recomendable rescatar poco a poco la inversión.

Además, suponen una serie de riesgos que el cliente debe asumir tras su contratación, muy semejantes a los planes indexados tradicionales. Los 5 riesgos más relevantes son: 

  • Seleccionar una entidad poco solvente, no regulada o con poca experiencia. 
  • Que el gestor del plan indexado no haga un buen reparto. 
  • Que los fondos indexados y ETF seleccionados sean de baja calidad. 
  • No poder hacer frente a gastos ocultos que aparecen de la rentabilidad. 
  • Asumir riesgos propios adicionales del mercado.
planes de pensiones indexados tipos de renta

Tipos de planes de pensiones indexados en España

Actualmente, en España se pueden invertir en tres tipos de planes indexados, enfocados a todo tipo de perfiles de riesgo:

  • Planes indexados de renta fija: invierten en fondos que copian la evolución de índices de renta fija. 
  • Planes indexados de renta variable: invierten en fondos que copian la estructura de índices mundiales de acciones.  
  • Planes indexados mixtos: invierten en la combinación de fondos que copian los índices de renta fija, variable y otros. 

Los planes indexados son productos desconocidos para muchos usuarios, pero ciertamente su crecimiento está siendo muy significativo en España. Gracias a las reducidas comisiones y las rentabilidades que obtienen. 

¿Qué hay que tener en cuenta para empezar a invertir en los fondos indexados? Una vez analizados los pros y contras de este producto quizás es interesante comenzar a invertir en él. Lo primero de todo es disponer de una cuenta bancaria e ingresar dinero. Para seguir de primera mano la inversión es recomendable automatizar el proceso. La automatización de la inversión tiene varias ventajas: 

  • El cliente no tiene que estar pendiente de la inversión, lo que evita malas decisiones. 
  • También evita gastar el dinero que se desea invertir.

Una vez seleccionado el tipo de fondo de pensiones indexado al cual destinar la inversión, es momento de rebalancear la cartera. Es decir, intentar mantener las proporciones de la inversión adecuadas. El rebalanceo permite mantener el riesgo inicial del tipo de cartera definido. 

Existen dos tipos de formas de rebalanceo:

  • Cada cierto tiempo. 
  • Cada vez que los activos superen un límite definido.

Esta elección depende exclusivamente del cliente y de sus preferencias. Algunos individuos usan la conocida regla de 5/25 de Larry Swedroe. Esta regla establece el rebalanceo siempre que el activo varíe más del 5% sobre la cartera o más de 25% sobre el propio activo. 

Planes de Pensiones Indexados de Aspain11

Invertir en fondos indexados no es una tarea excesivamente compleja, aunque sí requiere de una serie de pautas, sobre todo, al principio de la inversión. Hay que darle forma a la cartera y empezar a invertir con la ayuda de profesionales. El camino puede resultar confuso, por tanto, te animamos a contactar con nosotros directamente. 

En Aspin 11 contamos con más de 20 años de experiencia en asesoramiento. No lo dudes, si tienes alguna duda sobre cómo invertir en fondos índice pregúntanos. ¿Quieres invertir por tu cuenta? Olvídate de problemas, contacta con nosotros, somos gestores especialistas, adaptamos la inversión a tus inquietudes. 

Call Now Button