Weekly Meeting 11.12.2017


Los mercados se mantienen laterales a la espera de los eventos que tendrán lugar esta semana, donde destacan las reuniones de los principales Bancos Centrales (FED, BCE, BoE), la cuádruple hora bruja el viernes, datos de confianza ZEW en Alemania, e inflación, producción industrial y ventas al por menor en Estados Unidos.

ASIA

La semana pasada, los mercados asiáticos cerraron con tendencia bajista donde el Nikkei se mantuvo plano, pero los índices Chinos cerraron a la baja aunque sus publicaciones macroeconómicas fueron positivas. Como resumen del 2017, los datos referentes a exportaciones e importaciones arrojaron unos incrementos anuales del 12,3% y 17,7% respectivamente. Con respecto al año pasado, estas cifras suponen un avance de las exportaciones respecto a las importaciones, reflejando la revitalización del comercio exterior chino, indicador que históricamente ha sido una señal muy importante de la confianza global en el bienestar de la economía.

EUROPA

El viejo continente se aleja definitivamente de sus incertidumbres de las últimas semanas de noviembre, y los índices europeos vivieron notables subidas la semana pasada. El Eurostoxx subió en torno a un 1,8%, donde el Ibex se afianza en los 10.300 puntos y el DAX alemán logró una subida cercana al 2,5% donde los inversores han recobrado la confianza que perdieron tras las dudas para formar gobierno. Sin duda alguna, esta semana hay eventos que podrían mover a los mercados, donde se espera que el indice ZEW alemán resulte por debajo del anterior y la reunión del Banco Central Europeo configurará la planificación a adoptar de cara a 2018 aunque ya se conocen las pautas para la quita de estímulos. Sin embargo su discurso posterior a la comparecencia de la FED, podría modificar el sentimiento generalizado de los inversores si consideran un tono dovish en función a las medidas adoptadas por el comité estadounidense. En cuanto al Reino Unido, las negociaciones sobre el Brexit avanzan, y ya se han perfilado las medidas principales respecto a las relaciones con Europa en materia de comercio una vez se consolide la separación.

EEUU

Semana clave para Estados Unidos, donde las palabras de la FED el miércoles dictarán si existe rally de fin de año en las bolsas, ya no solo estadounidenses sino mundiales. Los inversores dan por descontada la subida de tipos, pero la publicación de datos de IPC también el miércoles, guiarán el rumbo de las decisiones a adoptar en materia de tipos de interés para 2018. Y es que la reducción de estímulos por parte de los bancos centrales vendrá ligada a los datos de inflación que se vayan recogiendo. Si las cifras no alcanzan el objetivo de inflación del 2%, los planes agresivos podrían verse retrasados, y en base a los últimos datos sobre los salarios donde no se están viendo aumentados al ritmo esperado con respecto al resto de indicadores macroeconómicos, todo apunta a que de seguir así será difícil alcanzar dicha meta.